Raniere
OMAR ALLAN ACOSTA PALACIOS
26 noviembre 2020
Diego Borbolla
Seguridad - Y - Justicia - Notas
Share

Keith Raniere, líder de NXIUM, teme por su vida

Raniere explica qué hay un hombre poderoso que quiere matarlo

Durante varios meses, Keith Raniere, líder de la secta NXIVM, que reclutaba a mujeres con base en engaños para convertirlas en esclavas sexuales, ha dicho que podría ser asesinado si se le asigna una prisión de máxima seguridad en Estados Unidos.

El periodista neoyorquino Frank Parlato, publicó audios en los que se escucha que Raniere expresa esa preocupación. Son conversaciones que el líder de la secta ha tenido con sus seguidores desde marzo a la fecha, desde el interior del Metropolitan Detention Center en Nueva York, donde permanece recluido.

En una de las pláticas grabadas, Raniere explica qué hay un hombre poderoso que quiere matarlo. “Así que aquí tienes a un hombre que está acostumbrado y es conocido por ser despiadado. Ha sido cruel incluso con su propia familia, cruel con cualquiera que no se sale con la suya. En cierto modo, se le ve como un tirano. Se le ve como alguien que tiene tanto dinero y tanto poder que siempre puede conseguir lo que quiera. Y es conocido por tomar a sus oponentes, desacreditarlos, avergonzarlos”, se escucha en el audio
del 26 de marzo de 2020.

Según Raniere, ese hombre tiene mucho poder económico. “Le dijo a varias personas que pondría tanto dinero como fuera necesario, literalmente cientos de millones de dólares para que me metieran en la cárcel por el resto de mi vida, para que me mataran, para que me destruyeran”, se escucha en voz de Raniere.


En otra conversación del 21 de noviembre, Raniere insiste en que su vida corre riesgo si es enviado a una prisión de máxima seguridad. “Y ahora mismo, durante el próximo mes o dos meses es una verdadera cuenta regresiva para mí, porque una vez que me designen y me envíen al Supermax o me envíen a un penal, las cosas se vuelven peligrosas para mí. Y es posible que nunca vuelvan a hablar conmigo, por lo que sé”, dijo Keith.

Raniere fue sentenciado con 120 años de prisión el pasado 27 de octubre, desde esa fecha sigue a la espera de que le sea asignada una prisión permanente. Mientras sigue recluido en el Metropolitan Detention Center en Brooklyn, Nueva York, un centro de detención administrativa federal.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS