migrantes covid-19 riesgo centros migratorios.jpg
Crédito: Reuters
09 octubre, 2020
Internacional - Notas
Share

Largas detenciones en centros migratorios presentan alto riesgo para salud por Covid-19

Los extranjeros detenidos en los centros migratorios se encuentran vulnerables por la rápida propagación del virus y la poca atención médica que ofrecen las autoridades.

(Reuters) - El agricultor cubano de 31 años de edad llegó a la frontera entre México y Estados Unidos después de haber cruzado por casi una docena de países para buscar asilo político en Estados Unidos.

  Más de un año después, Yudanys Pérez sigue encerrado. Mientras se decide su caso, ha sido trasladado a seis centros de detención de inmigrantes y se le ha negado la libertad condicional en siete ocasiones.

En mayo, según los registros médicos, dio positivo para el coronavirus. Durante más de un mes, sufrió fiebre, temblores y diarrea en un dormitorio con docenas de otros detenidos enfermos, dijo durante una entrevista telefónica desde el Centro Correccional de Winn en la zona rural de Luisiana.

Te puede interesar:
Donald Trump retomará actos de campaña este sábado en Florida: médico Casa Blanca

“Especialmente desde que comenzó la pandemia del coronavirus, me preocupo cada día por mi supervivencia”, dijo en una declaración este año en una demanda federal en curso presentada en nombre de cientos de solicitantes de asilo detenidos.

En medio de una emergencia de salud global, los inmigrantes están siendo retenidos por el Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE) por más tiempo que en cualquier otro período en por lo menos una década, de acuerdo con los datos del ICE sobre medias mensuales analizadas por Reuters.

Más de 6.400 detenidos han contraído el COVID-19 en los centros de detención del ICE en el país y ocho han muerto. Reuters habló con 20 personas de África y América Latina que dijeron que habían estado detenidos por el ICE durante más de seis meses.

Cada uno de ellos describió condiciones de hacinamiento, a veces insalubres, que hacían virtualmente imposible el distanciamiento social y dificultaban el control de las infecciones por COVID-19 y otras enfermedades.

La agencia también ha continuado transfiriendo detenidos entre centros durante la pandemia, sembrando o exacerbando brotes en algunos casos.

Los centros de detención albergan ahora menos de la mitad de las personas que antes de la pandemia -menos de 20.000 a principios de octubre-, en parte porque las medidas sanitarias de emergencia establecidas en marzo han permitido a las autoridades expulsar a casi 150.000 migrantes en la frontera.

Al mismo tiempo, los datos del ICE muestran que la cantidad promedio de tiempo que los inmigrantes pasaron en detención en Estados Unidos casi se triplicó a tres meses en septiembre en comparación con septiembre de 2016, antes de que el presidente Donald Trump asumiera el cargo. Los detenidos en septiembre de 2020 estaban siendo retenidos casi el doble de tiempo que en septiembre de 2019.

Los funcionarios del ICE no discutieron las conclusiones de Reuters sobre el aumento de los períodos de detención. La agencia dijo que la pandemia ha obstaculizado la rápida deportación de los detenidos porque algunos países han cerrado sus fronteras o no están dispuestos a aceptar sistemáticamente a los retornados. El ICE también dijo que la crisis de salud ha retrasado los procedimientos de los tribunales de migración de Estados Unidos y las revisiones de las solicitudes de asilo.

La portavoz del ICE, Danielle Bennett, dijo que la agencia está “comprometida a cumplir con las directrices de los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos en cuanto a los niveles de detención y a minimizar la propagación del virus”.

Las determinaciones sobre quién es liberado se hacen caso por caso “como una cuestión de discreción, como una cuestión de control de la ley o por decisión de la corte”, dijo Bennett.

También te puede interesar:
Segob atenderá observación de la ONU sobre detenida por caso Wallace: AMLO

MÁS NOTICIAS