Mario Abdo
Jorge Saenz/AP
23 septiembre, 2020
Reuters
Internacional - Notas
Share

Presidente de Paraguay condena a grupos armados que reclutan menores; está abierto a verificaciones

El presidente paraguayo, Mario Abdo, condenó el miércoles en la Asamblea de Naciones Unidas a los grupos armados que reclutan menores y dijo que su país estaba abierto a verificaciones tras las críticas por la muerte de dos niñas argentinas en un operativo para combatir rebeldes.

Las niñas murieron a comienzos de este mes en un enfrentamiento entre militares y miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), un grupo insurgente que opera en el norte y ha sido sindicado como responsable de secuestros y asesinatos durante la última década en el país.

Argentina confirmó la identidad de las niñas de 11 años y la oficina regional del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) pidió una investigación imparcial del incidente, que fue criticado por otros organismos de derechos humanos y grupos políticos en Paraguay.

En su discurso ante el organismo por videoconferencia desde Asunción, Abdo condenó a los grupos que utilizaban niños y adolescentes para adoctrinarlos y como escudos humanos, y justificaban “sus conductas ilícitas con narrativas camufladas de ideología”.

“La ilegalidad es audaz al momento de encubrirse, es muy hábil en adquirir fachadas de bondad y altruismo, pero el Paraguay no se deja engañar”, señaló y agregó que el Gobierno estaba abierto para el “acompañamiento y verificación” de sus acciones por parte de organismos internacionales.

MÁS NOTICIAS