La industria restaurantera en la zona conurbada pide que sus actividades sean consideradas esenciales.
Crédito: Pixabay.
07 enero, 2021
Azteca Noticias
Politica - Notas
Share

“O abrimos o morimos": Restauranteros piden ser considerados actividad esencial

Más de 413 empresarios del sector restaurantero denunciaron que las medidas adoptadas por la contingencia condujeron al cierre definitivo de 10 mil negocios y 50 mil empleos en la CDMX y el Edomex.

Representantes de la industria restaurantera en la Zona Conurbada demandaron a las autoridades que su giro comercial sea considerado una actividad esencial para mantener operaciones durante la contingencia en la que la Ciudad de México y el Estado de México permanecen en el máximo nivel de alerta por el número de contagios de Covid-19.

  TE PODRÍA INTERESAR:
López Obrador admite que no ha sido invitado a toma de protesta de Biden

En una carta abierta dirigida a los ejecutivos estatales, más de 413 empresarios del sector denunciaron que desde el inicio de la pandemia han cerrado de manera definitiva 10 mil negocios y se han perdido 50 mil empleos.

Los restauranteros aseguraron que, a diferencia del inicio de la pandemia, donde por decreto se suspendieron todas las actividades consideradas no esenciales, el nuevo cierre los condena a reanudar operaciones o “morir” porque destinaron recursos para adecuar los espacios con las medidas sanitarias que exigieron las autoridades, entre ellas la instalación de dispensadores de gel antbacterial y limitar el aforo a 30% de la capacidad.

“Se está condenando a miles de personas al desempleo. A nivel nacional la industria genera 5.6 millones de empleos directos e indirectos. Calculamos que a finales del año se habrán perdido 450 mil en el país. Tan sólo el anuncio del cierre de nuestros establecimientos por tres semanas provocó un incremento de 10% de empleos perdidos a los ya registrados”, destacan los empresarios.

TE PODRÍA INTERESAR:
Hospital del ISSSTE en Tláhuac opera a mitad de su capacidad por falta de personal médico

En el documento reprocharon que, mientras ellos son obligados a suspender actividades, el comercio informal de alimentos continúa con sus operaciones, además de que no han recibido apoyos gubernamentales, salvo en la Ciudad de México, donde las autoridades otorgaron 2 mil 200 pesos a algunos trabajadores.

“Por todo lo anterior les pedimos que la industria restaurantera sea considerada actividad esencial y se nos permita regresar a trabajar. Si algo queda claro es que o abrimos o morimos”, informaron.

MÁS NOTICIAS