brexit
07 diciembre, 2020
Reuters
Finanzas - Notas
Compartir

Sin avances se realizan las negociaciones para un acuerdo comercial a partir del Brexit

Los representantes de la Unión Europea y del Reino Unido no superan diferencias en la cuenta regresiva

BRUSELAS/LONDRES.- Los líderes británicos y de la Unión Europea no lograron reducir las diferencias sobre un esquivo acuerdo comercial posterior al Brexit en una conversación telefónica de última hora el lunes, lo que deja sólo 48 horas para evitar una separación desordenada a fines de mes.

 

Los funcionarios de la UE dijeron que, en cualquier caso, las negociaciones en Bruselas habían retrocedido en lugar de avanzar antes de una conversación telefónica de 90 minutos entre el primer ministro británico Boris Johnson y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Johnson viajará a Bruselas para hablar de nuevo con ella.

El ministro de Asuntos Exteriores irlandés, Simon Coveney, dijo que tienen hasta el miércoles para evitar un escenario en que no haya un acuerdo cuando el Reino Unido abandone la órbita de la UE el 31 de diciembre, lo que golpearía duramente a su economía y agravaría las dificultades por la pandemia deCOVID-19.

Los líderes de los 27 estados miembros de la UE han acordado reforzar la planificación de contingencia para el caso de que no haya acuerdo cuando se reúnan en una cumbre el jueves y el viernes, por eso el plazo del miércoles.

“Las condiciones para un acuerdo no están debido a las diferencias que subsisten en asuntos clave”, dijeron von der Leyen y Johnson en un comunicado conjunto después de la conversación, que siguió a otra igualmente infructuosa el sábado.

“Pedimos a nuestros principales negociadores que preparen una visión general de las diferencias que quedan para discutirlas en persona en los próximos días”, dijeron.

La libra esterlina se desplomó ante la preocupación de que no haya un acuerdo que cubra un comercio anual de casi 1 billón de dólares.

Gran Bretaña, que se unió a la UE en 1973, abandonó formalmente el bloque el 31 de enero, pero desde entonces ha estado en un período de transición en el que las normas sobre el comercio, los viajes y los negocios no han cambiado.

Durante semanas, ambas partes han estado regateando sobre los derechos de pesca en aguas británicas, asegurando una competencia justa para las empresas y formas de resolver las disputas que se presenten.

Si no se llega a un acuerdo, se obstruirán las fronteras, se alterarán los mercados financieros y se interrumpirán delicadas cadenas de suministro en Europa y otras partes, mientras el mundo trata de hacer frente al enorme costo económico de la pandemia de COVID-19.

Cuando sólo quedan unos días para que se llegue a un acuerdo, los diplomáticos de la UE dijeron que era un momento decisivo tanto para Gran Bretaña como para el bloque que convirtió a las naciones en ruinas de Europa en una potencia mundial tras la devastación de la Segunda Guerra Mundial.

Gran Bretaña dijo que podría eliminar las cláusulas de la legislación que incumplirían su acuerdo de Brexit con la UE y que revisaría las disposiciones de otro proyecto de ley si las conversaciones sobre el Acuerdo de Retirada avanzan.

Gran Bretaña admite que las cláusulas violan el derecho internacional, pero dice que son una red de seguridad esencial que garantizaría la integridad del Reino Unido.

MÁS NOTICIAS