Los manifestantes marchan durante una manifestación contra el gobierno militar tras el golpe de Estado en Jartum, Sudán.
MOHAMED NURELDIN ABDALLAH/REUTERS
09 enero 2022
Reuters
Internacional - Notas
Compartir

Sudán: fuerzas de seguridad reprimen a antigolpistas

Autoridades utilizaron gas lacrimógeno para sofocar las protesta contra el golpe de Estado perpetrado en Sudán por los militares el pasado 25 de cotubre.

Miles de manifestantes marcharon desde Omdurman hasta Bahri, dos ciudades contiguas a la capital de Sudán, Jartum, coreando consignas en las que denunciaban al líder militar Abdel Fattah al-Burhan.

El militar tomó el poder en Sudán mediante un golpe de Estado el 25 de octubre al deponer al entonces primer ministro Abdalla Hamdok (quien volvió a sus funciones brevemente), y finalizando un acuerdo de transición de poder compartido con los civiles.

Otras protestas separadas se llevaron a cabo en Jartum y ciudades de otras regiones de Sudán. Un testigo en Jartum y otro en Bahri dijeron que las fuerzas de seguridad también arrojaron granadas paralizantes a los manifestantes.

Un hombre murió luego de ser golpeado en el cuello por un bote de gas lacrimógeno, dijo una asociación de médicos de Sudán alineada con el movimiento de protesta, aunque no especificó dónde ocurrió la muerte.

Eso elevó el número de civiles muertos a manos de las fuerzas de seguridad a 62 desde que inició el golpe de Estado, según los médicos, que también han acusado a los militares de allanar repetidamente instalaciones médicas para amenazar a manifestantes heridos y atacar al personal.

Un portavoz de la policía contactado por Reuters para comentar sobre los informes de violencia dijo que se esperaba una declaración de las fuerzas de seguridad, declinando hacer más comentarios.

El ejército ha justificado el golpe de Estado como una “corrección” necesaria para estabilizar la transición a las elecciones desde un acuerdo de reparto del poder que los militares y civiles alcanzaron tras el derrocamiento del expresidente Omar al-Bashir en 2019.

Ha dicho que las protestas pacíficas están permitidas y que los responsables de causar víctimas deberán rendir cuentas.

Naciones Unidas dijo que invitaría a líderes militares, partidos políticos y otros grupos a participar en conversaciones destinadas a resolver la crisis.

Inestabilidad política en Sudán

Apenas iniciaba el año, cuando el primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok, anunció su dimisión seis semanas después de haber vuelto a su puesto en un acuerdo con los líderes militares golpistas.

Hamdok, que fue incapaz de nombrar un gobierno durante dicho tiempo y dijo que era necesaria una mesa redonda para producir un nuevo acuerdo para la transición política de Sudán.

“He decidido devolver la responsabilidad y anunciar mi dimisión como primer ministro, y dar una oportunidad a otro hombre o mujer de este noble país para (...) ayudarle a pasar lo que queda del periodo de transición a un país civil democrático”, dijo Hamdok en un discurso televisado.

Destituido y puesto bajo arresto domiciliario por los militares durante un golpe de Estado el 25 de octubre, fue restituido en noviembre.

Sin embargo, el acuerdo para su regreso fue denunciado por muchos miembros de la coalición civil que le había apoyado con anterioridad y por los manifestantes que siguieron celebrando protestas masivas contra el gobierno militar.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS