Trump
14 agosto, 2020
Reuters
Internacional - Notas

Compartir

Trump dice que está listo para avanzar en ayuda por coronavirus, culpa a demócratas por frenar acuerdo

El presidente Donald Trump reiteró el viernes que estaba listo para actuar e inyectar dinero en una economía estadounidense muy afectada por la crisis del coronavirus, una semana después de que su equipo negociador no lograra llegar a un acuerdo con los demócratas del Congreso.

  El Senado, controlado por los republicanos, y la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, entraron en un receso informal después de que las conversaciones de la semana pasada terminaron con las partes separadas por 2 billones de dólares. No obstante, los líderes de ambos partidos dijeron que podrían llamar a sus miembros con 24 horas de anticipación si surgía un acuerdo.

En una serie de publicaciones en Twitter, Trump dijo que estaba preparado para tomar medidas unilaterales, esta vez para proporcionar a los estadounidenses pagos directos, así como dinero para pequeñas empresas y gobiernos estatales y locales. "¡LOS DEMÓCRATAS ESTÁN FRENANDO ESTO!”, escribió repetidamente en la serie de tuits.

Asesores de la presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi, y el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, no estuvieron disponibles de inmediato para hacer comentarios.

Los comentarios de Trump se producen un día después de que dijera que estaba bloqueando las conversaciones para evitar que los demócratas proporcionen más dinero para el Servicio Postal o para los funcionarios electorales estatales y locales que luchan por preparar las elecciones del 3 de noviembre durante una pandemia.

No estaba claro qué autoridad tendría para dispensar un alivio adicional. La Constitución de Estados Unidos le da al Congreso, no al presidente, el poder de determinar los impuestos y el gasto, lo que limita la capacidad de Trump para inyectar cantidades significativas de dinero de estímulo a la economía por su cuenta.

El sábado pasado, el mandatario firmó una serie de decretos sobre temas que incluyen beneficios por desempleo, que los economistas descartaron por ser demasiado limitados para tener un efecto significativo en una economía golpeada por la pandemia. Aún no se han puesto en marcha.

El abismo de 2 billones de dólares entre la propuesta de 3 billones de los demócratas y la oferta de 1 billón de los republicanos incluye amplias brechas en el financiamiento para las escuelas, la ayuda a los gobiernos estatales y locales y el pago por desempleo.

Los demócratas ofrecieron reducir su propuesta en 1 billón de dólares durante las negociaciones con funcionarios de la Casa Blanca la semana pasada, pero la oferta fue rechazada.

Una encuesta de Reuters/Ipsos publicada a principios de esta semana encontró que los estadounidenses culpan a ambas partes por el estancamiento en las conversaciones.

MÁS NOTICIAS