Obispo
25 enero, 2020
TV Azteca
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Papa Francisco nombra como obispo auxiliar a Héctor Mario Villarreal en la Arquidiócesis de la CDMX

El Arzobispo de la Arquidiócesis de Monterrey, Rogelio Cabrera López, anunció el nombramiento

25 de enero.- El Arzobispo de la Arquidiócesis de Monterrey, Rogelio Cabrera López, anunció el nombramiento del padre Héctor Mario Pérez Villarreal como obispo auxiliar de la CDMX.

Ello por instrucciones del Papa Francisco, por lo que en rueda de prensa realizada en la Iglesia de Nuestra Señora de Fátima destacó que la Iglesia de Monterrey, está dispuesta a colaborar con otras Diósesis del país y colaborar con los fieles católicos.

Cabrera López, señaló que en marzo, aproximadamente, monseñor Héctor Mario, deberá entrar en sus actividades pastorales en CDMX, donde están los centros de poder que conducen la realidad de México.

“Por eso es importante la labor de la iglesia en todas partes sobre todo de modo muy especial en la Ciudad de México donde el padre Héctor va como colaborador del Cardenal Carlos Eguía con el siempre en comunión con los demás obispos de la Ciudad de México enfrentarán los retos que tiene esa gran ciudad.

“Muy recientemente el papa dividió la Arquidiócesis haciendo tres nuevas Diósesis, pero de todos modos sigue siendo el centro, el punto de dinamismo más importante para el país e igualmente numerosa. Queremos decirle a los católicos de todo el país está disponibilidad que tiene siempre está Iglesia de Monterrey para ayudar en el servicio en nuestro país”, expuso.

Por su parte, el obispo auxiliar Héctor se dijo alegre y sorprendido al recibir está misión que acepta con gusto, tras una experiencia de nueve años como seminarista y 21 como sacerdote, en la Pontificia y en la parroquia de Corpus Christi, en Raza Nueva en Cristo con pandilleros y como formador en el seminario y estudios de doctorado en Roma.

“Cada una de las experiencias hacen de mí lo que soy hoy, he aprendido a ser cristiano con ustedes, a ser pastor con ustedes a colaborar en las diferentes encomiendas y todo esto me prepara para servir como obispo.

“Voy a la tierra de nuestra madre santísima de Guadalupe a ponerme bajo sus pies y cumplir la misión que no podremos cumplir sin la oración y fe del pueblo que solamente podemos cumplir por el Espíritu Santo que el señor nos envía”, agregó monseñor Héctor.

Agregó que el amor a Cristo y el trabajo de comunión iniciará a partir del 19 de marzo en la Basílica de Guadalupe en una misa consagratoria con el reto de escuchar, hacer un lado prejuicios y colaborar a la fe de los mexicanos.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS