Eduardo León Trauwitz
07 junio, 2019
Salvador Maceda
Seguridad - Y - Justicia - Notas
Compartir

Se entrega militar ligado a escándalo de huachicoleo donde acusan al General Trauwitz

Oziel Aldana Portugal se encuentra en valoración médica en las instalaciones de la FGR y en breve será trasladado al Penal de Máxima Seguridad del Altiplano.

Ciudad de México.- El Teniente Oziel Aldana Portugal, quién junto otros 18 militares y el general Eduardo León Trauwitz, es acusado de huachicoleo, se entregó a agentes ministeriales de la Fiscalía General de la República, confirmó el abogado defensor Mauricio Ocampo.

Cerca de las tres y media de la tarde de éste viernes llegó a las instalaciones de Pemex Azcapotzalco, al norte de la Ciudad de México, personal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales a cumplimentar una orden de aprehensión contra el teniente que labora aún para la subdirección de Salvaguarda Estratégica.

Tras recibir la asesoría de su defensor, Aldana Portugal salió voluntariamente del complejo y los ministeriales le notificaron del mandamiento judicial que había librado un Juez Federal de Control del Centro de Justicia Penal del Altiplano, Estado de México.

Pese a que un juez de amparo le había otorgado una suspensión provisional contra cualquier pretensión de captura, ésta no surtió efectos pues la orden se concedió por delincuencia organizada para la sustracción de hidrocarburos, un delito grave que amerita prisión preventiva, según el sistema de justicia penal vigente.

De momento Oziel Aldana Portugal, se encuentra en valoración médica en las instalaciones de la avenida Camarones pertenecientes a la Fiscalía General de la República y en breve será trasladado al Penal de Máxima Seguridad del Altiplano, donde será puesto a disposición del juez que libró la orden de aprehensión.

El teniente por conducto de su abogado dejó una carta para su publicación, donde expresa que es injusta la forma como se ha llevado el caso. A continuación se anexa texto íntegro de la misiva.


Con el objeto de aclarar mi situación y al amparo a mi derecho de ser escuchado, manifiesto lo siguiente:

No había necesidad de llegar a esta instancia, toda vez que desde el momento en que me enteré de las acusaciones en mi contra, he sido el primer interesado en dar la cara y dejar en claro mi inocencia, desafortunadamente no se pudo llevar a cabo la audiencia inicial para que se me imputaran las supuestas acciones por parte de la fiscalía, a pesar de que estuve presente en tres ocasiones con la finalidad de que se me aclarara mi situación y como seguramente no tenían nada que aportar optaron por solicitar una orden de aprehensión por el cual me tienen privado de mi libertad, dañando mi carrera e imagen, situación laboral, familiar y 10 años aportados a Petróleos Mexicanos, señalándome sin fundamentos como coautor de delitos que jamás he cometido dejando a un lado completamente mis derechos humanos, presunción de inocencia, derecho a ser escuchado en audiencia conforme al debido proceso, por lo cual, lo único que pido es que se me aclare mi situación y en qué tiempo, modo, lugar y circunstancias supuestamente participé en dichos actos.

No es posible que me tengan en esta situación después de haber dedicado todo mi esfuerzo, conocimiento y aporte a la estrategia que hoy se lleva a cabo contra el huachicol por parte del Gobierno de la Republica, que aun siendo yo el principal materializador de la misma, en coordinación con las fuerzas armadas y demás dependencias, se han logrado resultados contundentes en la disminución del robo de combustibles en un 95% y que ahora de manera inexplicable tenga que enfrentar cargos sin ninguna prueba y por dichos de una persona que ni siquiera pertenece ya a la empresa y que con evidente dolo hace señalamientos sin fundamentos.

Hago un llamado a las autoridades que hoy nos representan, muchos de los cuales fueron testigos de mi participación en la mesa de seguridad con el señor presidente de manera diaria, y por el cual me atrevo a pedirles que no permitan que se lleve a cabo una injusticia, que el aparato jurídico se ejerza de manera debida y con las garantías a las que tengo derecho como ciudadano mexicano.

MÁS NOTICIAS