Javier Márquez
07 abril, 2021
TV Azteca
Venga La Alegría

Exatlón: Javi Márquez abre su corazón y revela grandes secretos de su vida que nunca imaginaste.

El exfutbolista tiene un motivación que siempre va a estar presente en su vida; su familia, es el motor que lo llevó a la final de Exatlón.

Javi Márquez, finalista de Exatlón: Titanes vs Héroes, estuvo con nosotros en el foro de Venga La Alegría para hablar de su experiencia y motivación en el reality show.

Javi nos platica lo mucho que valoró a su familia durante sus días en el Exatlón. ¡Checa todo lo que nos dijo!

Te puede interesar: Exatlón: Javi Márquez se reúne entre lágrimas con su hija Abi tras perder la Gran Final contra Pato Araujo.

Su familia siempre fue su motivación

Durante su partición, Javi Márquez había mostrado un gran corazón para luchar por sus sueños; al mismo tiempo, por los de su familia por quienes siempre mostró una gran devoción.

Es un tema que siempre me toca el corazón, cada vez que les comentaba a mis compañeros y cada vez que Rosique hablaba sobre mi familia. Amo demasiado a mi hija y esposa; el competir allá es un tema difícil, allá no tienes nada que ver, todo el tiempo estás pensando y más en la noche, me llegaban recuerdos de mi bebita. Eso lo utilicé yo, como motivación

Una infancia feliz junto a sus padres

Javi Márquez tuvo una infancia junto a su padre, quien siempre luchó por darle lo mejor y que tuviera la oportunidad de hacer deporte.

Siempre a mi hermano y a mí nos llevaba al parque. Recuerdo que mi mamá y papá trabajaban y trataban de sacar lo mejor para que practicáramos deporte. Es un señor reservado, pocas veces son cuando te dice ‘te quiero’, pero sé que nos ama muchísimo

El verdadero motor de su vida

El también líder de los Héroes abrió su corazón para nuestros queridos conductores Laura G y Sergio Sepúlveda, a quienes les reveló sus sentimientos por no ver a su hija durante 31 semanas.

También te puede interesar: Exatlón: Pato Araujo recibe emotivo mensaje de Zudikey Rodríguez y se reencuentra con su familia.

Me perdí de muchas cosas, su cumpleaños me dolió mucho; me perdí el aniversario con mi esposa, su cumpleaños. Luchaba mucho siempre, para ganar esas llamadas en las que podía verlas

TV AZTECA | PROGRAMAS