Rocío: Un llanto en silencio. Facticio.

Rocío es una joven que busca mudarse con su novio para vivir una nueva etapa en su vida, pero todo se desmorona cuando su madre inventa estar enferma.

Por: Rodrigo León | TV Azteca Digital
Lo Que Callamos Las Mujeres
lo que callamos las mujeres capitulo facticio

Rocío está a punto de irse a vivir con su novio Joaquín, mientras empaca sus cosas, su madre Raquel le reclama el por qué tomo la decisión de irse; no le agrada en absoluto que Rocío quiera dejarla, pues le argumenta que están mejor solas y que Raquel ha hecho muchos esfuerzos por sacar adelante a su hija. Incluso le reclama el hecho de que su padre la haya dejado por cuidar de ella.

Lo Que Callamos Las Mujeres | Rocío: Un llanto en silencio

[VIDEO] Rocío es una joven que está a punto de mudarse con su novio Joaquín, pero su madre Raquel se pone mal de salud y le complica mucho las cosas y su vida.

Raquel dice sentirse mal, aunque Rocío le propone irse a tomar un café para que se tranquilice, Raquel no acepta la propuesta. Raquel finge tomarse unas pastillas, pero las tira al excusado. Rocío habla por teléfono con su amiga Alejandra, quien la aconseja que se vaya a vivir con Joaquín porque tiene que vivir su vida sin pensar en su madre. Cuando Rocío le cuelga a Alejandra, se da cuenta de que su madre se encuentra tirada en el piso y sin reaccionar.

En el hospital, el doctor le dice a Rocío que no puede estar lejos de Raquel, pues no la puede dejar sola ahora que está mal. Raquel no puede hablar ni caminar, los planes de Rocío han cambiado drásticamente y aunque Joaquín la entiende y apoya, le frustra lo que tiene que vivir con la mujer que ama y con quien se iba a juntar por fin después de tanto tiempo de noviazgo. Rocío pide en su trabajo que la dejen hacerlo desde casa para poder estarle echando ojo a su madre, pues no puede pagar un enfermero tanto tiempo.

Los días son cada vez más complicados, Rocío le está echando todas las ganas posibles a todo, pero la situación con Raquel no le ayuda en absoluto. Su madre solo quiere que Rocío la atienda, pero ella ha descuidado muchas cosas en su vida con tal de atender a Raquel. Gracias a esto, la acaban de correr en el trabajo; Javier, su jefe, la acaba de correr del trabajo. Además, en su situación frustrante se desespera y termina su relación con Joaquín.

Rocío no sabe qué hacer, trata de desahogarse con su amiga Alejandra, quien siempre está para escucharla. Pasan los meses y las cosas se complican, Raquel no ayuda en absoluto en su “recuperación”, pues resulta que ha estado chantajeando a Rocío durante meses. Joaquín contacta a Rocío después de tiempo, pues la extraña demasiado. Rocío investiga y se da cuenta que tiene el Síndrome del Cuidador.

Rocío explota, está desesperada de ver cómo su vida se ha convertido en solo cuidar a su madre y no poder hacer cualquier otra cosa. Investiga en internet y decide tomar terapia para poder sacar sus frustraciones. Después de eso, Rocío se da cuenta de que Raquel sí puede caminar y que le ha estado mintiendo durante mucho tiempo. Rocío no sabe cómo reaccionar, Raquel parece haber entendido y le pide disculpas por haberse comportado de es amanera.

Rocío y Raquel comienzan a tomar terapia para mejor la relación madre e hija. Juntas quieren fortalecerse y echarle ganas a la vida, les ha hecho mucho bien el poco a poco recuperar sus vidas. Joaquín siempre ha estado apoyándola, Rocío encontró un nuevo trabajo y además de eso le avisa que serán papás. Joaquín y Rocío pueden ahora hacer una familia. Raquel ha cambiado por completo su actitud y quiere comenzar a trabajar.

¡No te pierdas nuestro contenido, sigue a Azteca Uno en Google News!
×