Perrita
26 julio 2021
Por: Luis Madrid | Digital Drive

Perrita se niega a comer, quería ver que sus cachorros estuvieran a salvo.

Una perrita mostró su lado más hermosa al mostrar su preocupación por su cachorros antes de ser alimentada.

Una tierna y muy sorprendente historia tocó el corazón de millones de personas, y es que, recientemente, se reveló que un grupo de niños que se encontraba jugando cerca de un sitio de construcción descubrió a seis cachorros, de pocos días de nacidos.

Te puede interesar: No te pierdas el lanzamiento oficial de Di Valero en Arriba la Tarde.

Al ver esto, los pequeños decidieron llevarlos a casa y comenzar a darles biberón, sin darse cuenta de que su madre acababa de salir a buscar comida.

Los niños se dieron cuenta de que los cachorros probablemente necesitaban atención profesional de la que podrían brindarles, así que contactaron a Hope for Paws, un grupo de rescate de Los Ángeles que rápidamente accedió a atender a los cachorros.

La perrita se negó a recibir alimento

El equipo de rescate sabía que la madre de los cachorros probablemente se encontraba muy cerca de donde los habían encontrado, por lo que decidieron devolvérselos para que ella se acercara y así poder rescatarla.

De esta forma, colocaron a los cachorros en una pequeña tienda de campaña, con muchas mantas para acurrucarse, esperando que la madre todavía se encontrara en el lugar donde había visto a sus bebés por última vez.

En poco tiempo, la madre apareció, absolutamente aterrorizada y protectora de sus bebés, que no quería perderlos de nuevo. Los rescatistas rápidamente le ofrecieron algo de comida, pero a pesar de estar claramente hambrienta, estaba demasiado nerviosa por la seguridad de sus cachorros para comer y se negó a recibir alimento.

Al ver la reacción de la madre, el equipo sabía que tenían que actuar rápidamente si querían rescatarla, y así, a pesar de sus protestas, rápidamente le pusieron una correa alrededor del cuello y pudieron asegurarla.

También te puede interesar: Paola Durante platica por primera y única vez con Mario Bezares.

La propiedad donde se encontraron solía ser un huerto de cítricos, los cachorros fueron llamados Valencia, Bergamot, Ponderosa, Satsuma, Mandarin, Clementine, y la mamá fue llamada Navalina.

¡Suscríbete a nuestro boletín de a más + 7.2 en Google News!