Sweet Caroline de Neil Diamond
06 mayo, 2021
RUBÉN RAMOS
Otros Deportes

La historia de “Sweet Caroline”, himno deportivo por excelencia

Neil Diamond convirtió a “Sweet Caroline” de 1970 en uno de los himnos deportivos más célebres de la historia, en especial para los Medias Rojas de Boston.

Detrás de la música y el deporte, existe una musa inspiradora. La belleza de su popularidad es que es orgánica. Los fanáticos la hicieron un himno, fueron las emblemáticas palabras de Charles Steinberg, Vicepresidente Ejecutivo de los Medias Rojas de Boston, cuando se le cuestionó sobre el impacto de “Sweet Caroline” en la comunidad del equipo.

Pero ¿Cuál es la conexión entre este tema de 1980 con la franquicia de las Grandes Ligas? El DJ, TJ Connelly, lo tiene claro: “Es parte de la experiencia. Las personas esperan este momento. Ellos se quedan para oír ‘Sweet Caroline’, no importa que sea una paliza. Todos se quedarán solo para cantarla, lo cual es increíble. Vino para quedarse.”

Te puede interesar: Saunders le niega el saludo al Canelo Álvarez

Todo comenzó en 1997, cuando uno de los directivos le pidió a la entonces programadora, Amy Tobey, ponerla como dedicatoria de cumpleaños para su hijo, justamente con el nombre “Caroline”. A partir de ese momento, se convirtió en un momento histórico cada que se entona en la parte baja de la octava entrada.

El mismo Steinberg contó la cronología de los hechos: “A mediados de la temporada 2002, dije ¿No vas a poner ‘Sweet Caroline’ esta noche? Me respondió: Oh no, esa canción solo la ponemos cuando el equipo va ganando o la afición está ambientada. Después reflexioné, este tema podría inspirar a una multitud melancólica, y elevarla a una más enérgica. Intentémosla hoy.”

Bien dicen que lo musical y deportivo sobrepasan fronteras y rivalidades. El cantante estadounidense Neil Diamond nació en Nueva York, ciudad deportivamente enemistada con Boston, destino que paradójicamente sería el centro de su éxito musical. Recordamos las múltiples apariciones del músico en Fenway Park. Primero en el Día Inaugural de la temporada 2010 en el famoso clásico entre los NY Yankees y Boston.

Te puede itneresar: Sergio Ramos acepta que están ‘jodidos’ en el Real Madrid

Posteriormente, regresaría el 20 de abril de 2013 para una emotivo encuentro en honor a los atentados terroristas de la Maratón de Boston ocurridos 5 días atrás.

“Gracias Boston. Es un honor para mí estar hoy aquí. Traigo amor para todo el país”, fueron las sinceras palabras de Diamond tras dejar, justamente, el diamante del “Monstruo Verde”. Ese es el potencial de los estadios como principales canalizadores de la adverso. Tienen esa magia de convertir lo malo en un ritual de optimismo. Puede ser en el beisbol, futbol o en los deportes de contacto. Lo vemos con equipos de la NFL como las Panteras de Carolina (tocayos). En el futbol americano colegial con Iowa, Penn State o Pittsburgh. En el evento de UFC Liverpool que se llevó a cabo entre Stephen Thompson y Darren Till en 2018, y como olvidar los constantes cánticos británicos en el futbol inglés, escoces, irlandés o galés (por ejemplo con el Aston Villa).

No importa si se da en la victoria o en la derrota, lo único seguro es que la primavera se convierte en el verano, ya que por más de 51 años, la “dulzura” de la Caroline nos sigue cautivando.

Te Recomendamos
VIDEOS