Chris Godwin.jpg
12 febrero, 2021
Pedro Domínguez
Ritual NFL

¡Qué empiece la subasta por los receptores de la NFL!

La agencia libre de la NFL tendrá como protagonistas a varios receptores top. Una decena de jugadores de esta posición entran a la temporada baja con la posibilidad de recolectar grandes sumas de dinero y hacer salivar a varios equipos.

Hay temporadas para todo. En el año hay temporadas para ciertas frutas, para ropa, hasta para vacacionar. Como es normal, el deporte es un microuniverso de la misma vida, hay temporada para todo. En la NFL es tiempo de dinero, contrataciones, sea en agencia libre o sea en el Draft. Y este 2021 es temporada de receptores.

Si bien siempre son los quarterbacks los que mueven el termómetro de las redes sociales y la pasión de los aficionados, este año parece que son los receptores los que podrían dar, y mucho, de qué hablar. Es necesario señalar, que los siguientes nombres podrían salir muy rápido del mercado en caso de que sus respectivos equipos apliquen la opción de las etiquetas de jugador franquicia. Pero en caso de que, efectivamente, lleguen a estar disponibles. Más de un equipo buscaría la forma de contar con uno o más de ellos en la temporada 2021.

Chris Godwin y Allen Robinson son los primeros nombres que hacen levantar las cejas. Robinson es uno de los receptores más infravalorados de la NFL. Cada año de su carrera ha jugado a un altísimo nivel a pesar de que nunca ha jugado con un quarterback de gran nivel: Blake Bortles en Jacksonville y Mitch Trubisky y Nick Foles en Chicago. A pesar de ello, él siempre ha rendido, pero uno solo puede soportar demasiado y quizá este sea el año en que Robinson decida ir a una franquicia con un quarterback al que no le tenga que estar pidiendo cada pase que lo lance de forma decente. Chris Godwin viene de ganar un Super Bowl, y si bien su año no fue tan dominante como en 2019, aún así fue muy bueno. Tampa Bay lo quiere de vuelta, él quiere regresar, las voluntades están, el problema es ver si siguen cuando se empiece a hablar de dinero.

JuJu Smith Schuster quizá no es el jugador más querido en la NFL actualmente después de toda su polémica con los Browns, y sus bailes de Tik Tok, pero sigue siendo un gran jugador y apenas tiene 24 años de edad. Receta perfecta para cobrar un gran cheque, su primero en la NFL y seguramente no va a desaprovechar la oportunidad. Puede que la subasta no sea tan alta como hubiera sido hace un año que rindió mejor y que no era protagonista de asuntos extra cancha. Además, al ser un mejor receptor interno que externo, eso podría bajar el precio, pero por lo mismo también podrían haber más jugadores.

JUJU SMITH.jpg

Algo parecido sucederá con Kenny Golladay y Will Fuller. El primero prácticamente no jugó todo el 2020 pero antes de ello siempre había sido un jugador bastante rentable. Mientras que Fuller había luchado para mantenerse sano los años anteriores, este por fin lo estaba logrando y jugando a un altísimo nivel hasta que lo suspendieron por uso de sustancias prohibidas. El precio de ambos, podría ser permisivo para varios equipos dispuestos a tomar una apuesta con altas probabilidades de éxito.

Todo lo contrario son los casos de Corey Davis y Nelson Agholor, jugadores que tuvieron un gran desempeño en 2020 pero que en temporadas anteriores no había sido el caso. ¿Flor de verano? Esa es la gran pregunta. Davis tuvo una mucho mejor temporada comparado con Agholor y a este último se le han dado muchas más oportunidades en la NFL. La disyuntiva para el equipo que se interese es determinar cómo podrían replicar las buenas temporadas que tuvieron.

Hay una larga lista

A esta larga lista se unen otros receptores no tan espectaculares, pero bastante redituables si no enloquecen con sus exigencias económicas como Sammy Watkins, Marvin Jones o el mismo TY Hilton.

Entretenido será, más porque habrá menos espacio en el tope salarial respecto al año anterior. Que empiecen los juegos del hambre.

VIDEOS