¡No es broma! ¿Sabías que existió un 30 de febrero en 1712?

Corría el año de 1712 cuando Suecia decidió hacer una modificación en su calendario por única ocasión y agregar un día más a febrero, pero ¿por qué?

Escrito por: Gabriel Sirnes
¿Sabías que existió un 30 de febrero en 1712?
30 de febrero: el año bisiesto único que sí existió y no se repetirá | Pexels

Para entender cómo es que Suecia introdujo un día más al mes de febrero de 1712, primero hay que remontarnos a los inicios de la creación del calendario Juliano. Es decir, tenemos que irnos a la época de la República en Roma, hace poco más de 2 mil años. Así entenderemos cómo un año bisiesto desfasado provocó que existiera un 30 de febrero por única vez en la historia de la humanidad.

Cambio del calendario juliano al gregoriano

El calendario juliano fue introducido por Julio César en el año 45 a.C. y consistía en un año regular de 365 días y doce meses, muy parecido al que tenemos actualmente. Sin embargo, y aunque en aquella época ya se manejaba el año bisiesto cada cuatro años, había un desfase de apenas unos minutos cada ciclo, 11 minutos, para ser precisos.

Este desfase causó que en 1582 el Papa Gregorio XIII propusiera un nuevo modelo, ya que el desajuste había llegado a ser de 10 días para esos años. Este nuevo calendario, conocido como “gregoriano”, tomaba en cuenta los minutos de desfase. De esta forma al mes de octubre de 1582 se le quitaron esos 10 días de más. Así se pasó del jueves 4 de octubre al viernes 15 de octubre, restaurando el tiempo añadido en los últimos siglos.

El 30 de febrero si existió

Como el resto de países, Suecia adoptaría el calendario gregoriano, y para ello el plan fijado era omitir un día cada año a partir de 1700. Así, para el año 1710 se habrían saldado los 10 días de desfase.

No obstante, tras el inicio de la Gran Guerra del Norte, que duró aproximadamente 20 años, no se realizó ninguna otra modificación al calendario. De esta forma el calendario sueco quedaba adelantado por un día respecto al calendario gregoriano.

Este nuevo desfase aunado a la serie de conflictos que seguían en el este y norte de Europa, provocó una gran confusión. Así en 1712 los suecos tuvieron que agregar al calendario dos días bisiestos, dando lugar al 30 de febrero.

Este peculiar 30 de febrero correspondía al 29 de febrero y 1 de marzo del calendario gregoriano. Sin embargo, no fue hasta 1753 que la nación escandinava adoptó el calendario que en la mayoría del mundo utilizamos actualmente.

¡No te pierdas nuestro contenido, sigue a Fuerza Informativa Azteca en Google News!
Escrito por: Gabriel Sirnes

Otras Noticias

×