aguas-residuales-florida.jpg
Crédito: Reuters
04 abril, 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

Declaran estado de emergencia en Florida por derrame de aguas residuales

Habitantes de 20 casas en Florida fueron evacuados de emergencia por temor de inundación de aguas residuales en la zona de Piney Point.

Autoridades de Florida declararon estado de emergencia este fin de semana por la fuga de aguas residuales que amenazan con una inundación.

Por esta situación, especialistas realizan descargas controladas desde el depósito de desechos líquidos de una planta procesadora de fosfatos en el oeste de Florida, cerrada desde 2001 por la aparición de grietas y filtraciones, con la finalidad de evitar que se rompa y se produzca un desastre ecológico.

Fueron evacuados los residentes de al menos 20 casas, además de propietarios y trabajadores de algunos comercios situados en un radio de una milla (1.6 kilómetros. Las evacuaciones iniciaron desde la tarde-noche del viernes, mientras que las vías de de acceso a esta zona están cerradas desde la mañana del sábado.

Según un comunicado, los habitantes de la zona recibieron una alerta ante la posibilidad de una “descarga inminente y no controlada” del agua del estanque de la antigua planta Piney Point, propiedad de la empresa HRK Holdings, de acuerdo con un reporte de la televisión local de Tampa, ubicada a 450 kilómetros al norte de Miami.

Te puede interesar: Zapopan amanece bajo neblina y humo por incendios

ESTADO DE EMERGENCIA FUE DECRETADO POR EL GOBERNADOR

El propio gobernador de Florida, Ron Desantis, fue el encargado de declarar el estado de emergencia en el condado de Manatee, con la intención de que se asignen recursos, en caso de que se necesiten acciones de respuesta y recuperación.

De acuerdo con la información proporcionada por autoridades locales, desde el pasado viernes se encontraron varias grietas en la balsa, lo que representaba una “filtración significativa”.

Esta planta residual puede albergar entre 700 y 800 millones de galones (2 mil 600 y 3 mil millones de litros) de líquidos, y para aliviar la presión se han realizado descargas controladas por tuberías que desaguan en Port Manatee, en la bahía de Tampa, lo que ya encendió las alertas de grupos ecologistas.

La empresa propietaria de la planta participa activamente en el proceso de descarga. Aproximadamente se están sacando 83 mil 200 litros de aguas residuales del estanque, de acuerdo con el portal Spectrum News.

Te puede interesar: Arrancan campañas electorales en nueve estados

MÁS NOTICIAS