crisis
21 julio 2020 11:07hrs
Silvia Otero
Finanzas - Notas
Compartir

Trabajadores y empresas requieren ayuda inmediata, ante efectos económicos del COVID-19: OIT

El organismo solicitó al FMI y al Banco Mundial una respuesta que permita proteger los medios de subsistencia de empleados y compañías ante la crisis

Ciudad de México.- La Organización Internacional del Trabajo (OIT) instó al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial a centrar su respuesta en “una ayuda inmediata a los trabajadores y a las empresas, a fin de proteger sus actividades y sus medios de subsistencia, sobre todo en los sectores más afectados y en los países en desarrollo”.

El director general del organismo, Guy Ryder, en declaraciones escritas a las Reuniones de Primavera del FMI y del Banco Mundial, definió la dimensión humana de la pandemia como devastadora, y sus repercusiones sanitarias, sociales y económicas combinadas como la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial.

En un comunicado la OIT destacó que es necesario prestar atención prioritaria al impacto sobre las pequeñas empresas, los trabajadores no protegidos y los trabajadores de la economía informal.

Expuso que las horas de trabajo disminuyeron 6,7 por ciento en el segundo trimestre de 2020, lo que equivale a la pérdida a 195 millones de empleos a tiempo completo.

Ante este escenario propuso una serie de medidas entre las que destaca: “estimular la economía y la demanda de mano de obra a través de las herramientas fiscales y monetarias disponibles, así como el alivio de la deuda”

Es necesario, además, “proporcionar una ayuda inmediata para sostener las empresas, mantener los empleos y apoyar los ingresos”, por lo que se requiere invertir en medidas de protección social, que pueden contribuir a mitigar las consecuencias más graves de la crisis y, a la vez, actuar como un estabilizador económico.


Ciudad de México.- La Organización Internacional del Trabajo (OIT) instó al Fondo Monetario Internacional y al Banco Mundial a centrar su respuesta en “una ayuda inmediata a los trabajadores y a las empresas, a fin de proteger sus actividades y sus medios de subsistencia, sobre todo en los sectores más afectados y en los países en desarrollo”.


El director general del organismo, Guy Ryder, en declaraciones escritas a las Reuniones de Primavera del FMI y del Banco Mundial, definió la dimensión humana de la pandemia como devastadora, y sus repercusiones sanitarias, sociales y económicas combinadas como la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial.

En un comunicado la OIT destacó que es necesario prestar atención prioritaria al impacto sobre las pequeñas empresas, los trabajadores no protegidos y los trabajadores de la economía informal.

Expuso que las horas de trabajo disminuyeron 6,7 por ciento en el segundo trimestre de 2020, lo que equivale a la pérdida a 195 millones de empleos a tiempo completo.

Ante este escenario propuso una serie de medidas entre las que destaca: “estimular la economía y la demanda de mano de obra a través de las herramientas fiscales y monetarias disponibles, así como el alivio de la deuda”

Es necesario, además, “proporcionar una ayuda inmediata para sostener las empresas, mantener los empleos y apoyar los ingresos”, por lo que se requiere invertir en medidas de protección social, que pueden contribuir a mitigar las consecuencias más graves de la crisis y, a la vez, actuar como un estabilizador económico.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS