ver fotos
  • Millones de personas votaban el martes para elegir si el presidente Donald Trump o el candidato demócrata Joe Biden liderará a Estados Unidos los próximos cuatro años, poniendo fin a una campaña electoral amarga y divisiva marcada por las acusaciones mutuas y la pandemia del coronavirus.
    Millones de personas votaban el martes para elegir si el presidente Donald Trump o el candidato demócrata Joe Biden liderará a Estados Unidos los próximos cuatro años, poniendo fin a una campaña electoral amarga y divisiva marcada por las acusaciones mutuas y la pandemia del coronavirus.
    The Fearless Girl statue is seen outside the New York Stock Exchange (NYSE) in Election Day in Manhattan, New York City, New York, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Andrew Kelly
  • Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    An election worker stands outside of Buddy’s Houston, the world’s first presidential polling location at an LGBTQ+ bar, on Election Day in Houston, Texas, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Callaghan O’Hare
  • Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    Election workers stand outside of Buddy’s Houston, the world’s first presidential polling location at an LGBTQ+ bar, on Election Day in Houston, Texas, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Callaghan O’Hare
  • Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    A drag queen with Joy to the Polls performs as voters cast ballots at Buddy’s Houston, the world’s first presidential polling location at an LGBTQ+ bar, on Election Day in Houston, Texas, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Callaghan O’Hare
  • Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    Violet S’Arbleu waves to a voter after her performance outside Buddy’s Houston, the world’s first presidential polling location at an LGBTQ+ bar, on Election Day in Houston, Texas, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Callaghan O’Hare
  • Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    Violet S’Arbleu walks past a sign with voting information outside of Buddy’s Houston, the world’s first presidential polling location at an LGBTQ+ bar, on Election Day in Houston, Texas, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Callaghan O’Hare
  • Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    Voters leave Buddy’s Houston, the world’s first presidential polling location at an LGBTQ+ bar, on Election Day in Houston, Texas, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Callaghan O’Hare
  • Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    Signs with voting information stand outside of Buddy’s Houston, the world’s first presidential polling location at an LGBTQ+ bar, on Election Day in Houston, Texas, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Callaghan O’Hare
  • Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    A voter enters the Maureen B. Gauzza Public Library polling station to cast their ballot in the 2020 U.S. presidential election on election day, in Tampa, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Octavio Jones REFILE - CORRECTING CITY
  • Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    Millones de estadounidenses esperaron pacientemente para emitir su voto en bibliotecas, escuelas y estadios de todo el país este martes 3 de noviembre, en una muestra ordenada de deber cívico que desmentía las profundas tensiones de una de las campañas presidenciales más polarizadoras de Estados Unidos.
    A voter enters the Maureen B. Gauzza Public Library polling station to cast their ballot in the 2020 U.S. presidential election on election day, in Tampa, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Octavio Jones REFILE - CORRECTING CITY
  • Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    A police officer stands guard outside a polling station on Election Day in Surprise, Arizona, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Edgard Garrido
  • Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    A broken “Make America Great Again” hat model is seen in the floor as people gather at Black Lives Matter Plaza in Washington, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Hannah Mckay
  • Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    A voter enters the Maureen B. Gauzza Public Library polling station to cast their ballot in the 2020 U.S. presidential election on election day, in Tampa, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Octavio Jones
  • Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Patrick Ryan a supporter of Democratic presidential nominee Joe Biden campaigns near the Maureen B. Gauzza Public Library polling station where voters cast their ballot in the 2020 U.S. presidential election on election day, in Tampa, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Octavio Jones
  • Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Jocelyn Morris (L) and Rachel Lesh, who are U.S. President Donald Trump supporters, campaign near the Maureen B. Gauzza Public Library polling station where voters cast their ballots in the 2020 U.S. presidential election on election day, in Tampa, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Octavio Jones
  • Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Patrick Ryan a supporter of Democratic presidential nominee Joe Biden campaigns near the Maureen B. Gauzza Public Library polling station where voters cast their ballot in the 2020 U.S. presidential election on election day, in Tampa, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Octavio Jones
  • Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Patrick Ryan a supporter of Democratic presidential nominee Joe Biden campaigns near the Maureen B. Gauzza Public Library polling station where voters cast their ballot in the 2020 U.S. presidential election on election day, in Tampa, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Octavio Jones
  • Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    A demonstrator holds a placard as people gather at Black Lives Matter Plaza in Washington, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Hannah Mckay
  • Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Patrick Ryan a supporter of Democratic presidential nominee Joe Biden campaigns near the Maureen B. Gauzza Public Library polling station where voters cast their ballot in the 2020 U.S. presidential election on election day, in Tampa, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Octavio Jones
  • Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Las máscaras faciales que usan muchos votantes y la vista de tiendas tapiadas en algunos centros de las ciudades fueron recordatorios de dos grandes problemas que dieron forma a las elecciones 2020. Con COVID-19 aún devastando partes del país después de un verano de protestas contra la violencia a veces marcadas por la propia violencia, brutalidad policial y racismo.
    Jocelyn Morris (L) and Rachel Lesh who are President Donald Trump supporters campaigns near the Maureen B. Gauzza Public Library polling station where voters cast their ballot in the 2020 U.S. presidential election on election day, in Tampa, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Octavio Jones
  • Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    A voter enters the Maureen B. Gauzza Public Library polling station to cast their ballot in the 2020 U.S. presidential election on election day, in St. Petersburg, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Octavio Jones
  • Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    Television correspondents and crews work outside the White House on Election Day in Washington, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Tom Brenner
  • Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    U.S. Democratic presidential nominee Joe Biden looks on as he visits a neighborhood in Wilmington, on Election Day, Delaware, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Kevin Lamarque
  • Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    An election official counts absentee ballots inside a polling station in Waukesha, Wisconsin, U.S. on Election Day, November 3, 2020. REUTERS/Bing Guan
  • Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    An election official prepares to seal early voting ballots from the 2020 U.S. presidential elections after counting them in Marfa, Texas, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Adrees Latif TPX IMAGES OF THE DAY
  • Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    Children play outside a polling station as their father votes in the 2020 U.S. presidential elections in Marfa, Texas, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Adrees Latif TPX IMAGES OF THE DAY
  • Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    Joel Castanon, 23, fills out a ballot request form for his first presidential election vote at a polling station in Scelebrations Fashion on Election Day, in Chicago, Illinois, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Daniel Acker TPX IMAGES OF THE DAY
  • Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    “I’m a Future Voter” sticker is seen on the Fearless Girl statue on Election Day outside the New York Stock Exchange (NYSE), in Manhattan, New York City, New York, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Andrew Kelly TPX IMAGES OF THE DAY
  • Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    People vote at a polling station during the 2020 U.S. presidential election, in Flint, Michigan, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Shannon Stapleton TPX IMAGES OF THE DAY
  • Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    Si bien los grupos de derechos cívicos dijeron que estaban monitoreando cualquier signo de interferencia de los votantes y las agencias policiales estaban en alerta máxima por interrupciones en las urnas, sus peores temores no se habían materializado a primera hora de la tarde.
    A TV reporter speaks as people gather to demonstrate at Black Lives Matter Plaza in Washington, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Hannah Mckay
  • En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    Cat Keith wears a “Ridin with Biden 2020" face mask on Election Day, in Brooklyn, New York City, New York, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Caitlin Ochs
  • En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    A statue of former U.S. President George Washington is seen outside the New York Stock Exchange (NYSE) on Election Day in Manhattan, New York City, New York, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Andrew Kelly
  • En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    Dusk settles outside the White House on Election Day in Washington, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Tom Brenner
  • En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    U.S. Democratic presidential nominee Joe Biden poses for a photo as he visits a neighborhood in Wilmington, on Election Day, Delaware, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Kevin Lamarque
  • En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    Janet Young waits for voters on her back porch that serves as a polling place in Dover, Oklahoma U.S., November 3, 2020. REUTERS/Nick Oxford
  • En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    A voter gets up after filling out her ballot at a back porch polling place in Dover, Oklahoma U.S., November 3, 2020. REUTERS/Nick Oxford
  • En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    Cesar Enrique waves his Donald Trump 2020 flag along with other supporters at the Maureen B. Gauzza Public Library polling station during the election in Tampa, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Octavio Jones
  • En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    A woman takes a photo of U.S. Democratic presidential nominee Joe Biden as he visits a neighborhood in Wilmington, on Election Day, Delaware, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Kevin Lamarque
  • En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    University of Wisconsin-Madison students work as poll workers at a voting site at Tripp Commons inside the Memorial Union building on the UW-Madison campus on Election Day in Madison, Dane County, Wisconsin, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Bing Guan
  • En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    En Nueva York, algunas filas de votación serpenteaban alrededor de las cuadras, pero en muchos lugares, desde Los Ángeles hasta Detroit y Atlanta, las filas eran cortas o inexistentes. Los trabajadores electorales supusieron que esto se debía a una ola sin precedentes de votaciones anticipadas. Se emitieron más de 100 millones de votos antes del día de las elecciones, un nuevo récord.
    A voter enters the Maureen B. Gauzza Public Library polling station to cast their ballot in the 2020 U.S. presidential election on election day, in St. Petersburg, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Octavio Jones
  • La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    Supporters of U.S. Democratic presidential nominee Joe Biden hold signs at a canvassing stop, on Election Day in Philadelphia, Pennsylvania, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Kevin Lamarque
  • La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    Joy to the Polls group performs at City Hall during Election Day in Philadelphia, Pennsylvania, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Rachel Wisniewski
  • La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    People march to poll sites to encourage voters on Election Day, in Brooklyn, New York City, New York, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Caitlin Ochs
  • La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    “I’m a Future Voter” sticker is seen on the Fearless Girl statue on Election Day outside the New York Stock Exchange (NYSE), in Manhattan, New York City, New York, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Andrew Kelly
  • La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    Quinceanera dresses are displayed at a polling station in Scelebrations Fashion on Election Day in Chicago, Illinois, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Daniel Acker
  • La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    People exit the New York Stock Exchange (NYSE) on Election Day in Manhattan, New York City, New York, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Andrew Kelly
  • La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    Signage is seen on the facade of the New York Stock Exchange (NYSE) on Election Day in Manhattan, New York City, New York, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Andrew Kelly
  • La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    Voters fille the ballot request forms at a polling station in Scelebrations Fashion on Election Day in Chicago, Illinois, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Daniel Acker
  • La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    A woman, who wished to stay unidentified, watches her five children play outside a polling station as her husband votes in the 2020 U.S. presidential elections in Marfa, Texas, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Adrees Latif
  • La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    La intervención de las autoridades judiciales es uno de los escenarios de la elección en EEUU.
    A person votes at Immaculate Conception Church, a Miami-Dade County polling station on Election Day in Miami, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Maria Alejandra Cardona
  • Un juez ordenó al Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) revisar las instalaciones de procesamiento de correo el martes por la tarde para detectar si hay retrasos en el despacho de los votos por correo y enviarlos inmediatamente en una docena de estados, incluyendo Pensilvania y Florida, que son decisivos.
    Un juez ordenó al Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) revisar las instalaciones de procesamiento de correo el martes por la tarde para detectar si hay retrasos en el despacho de los votos por correo y enviarlos inmediatamente en una docena de estados, incluyendo Pensilvania y Florida, que son decisivos.
    Voters line up at the John F. Kennedy Library, a Miami-Dade County polling station on Election Day in Miami, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Maria Alejandra Cardona
  • Un juez ordenó al Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) revisar las instalaciones de procesamiento de correo el martes por la tarde para detectar si hay retrasos en el despacho de los votos por correo y enviarlos inmediatamente en una docena de estados, incluyendo Pensilvania y Florida, que son decisivos.
    Un juez ordenó al Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) revisar las instalaciones de procesamiento de correo el martes por la tarde para detectar si hay retrasos en el despacho de los votos por correo y enviarlos inmediatamente en una docena de estados, incluyendo Pensilvania y Florida, que son decisivos.
    People vote at Immaculate Conception Church, a Miami-Dade County polling station on Election Day in Miami, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Maria Alejandra Cardona
  • Un juez ordenó al Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) revisar las instalaciones de procesamiento de correo el martes por la tarde para detectar si hay retrasos en el despacho de los votos por correo y enviarlos inmediatamente en una docena de estados, incluyendo Pensilvania y Florida, que son decisivos.
    Un juez ordenó al Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) revisar las instalaciones de procesamiento de correo el martes por la tarde para detectar si hay retrasos en el despacho de los votos por correo y enviarlos inmediatamente en una docena de estados, incluyendo Pensilvania y Florida, que son decisivos.
    An election official prepares to seal early voting ballots from the 2020 U.S. presidential elections after counting them in Marfa, Texas, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Adrees Latif
  • Un juez ordenó al Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) revisar las instalaciones de procesamiento de correo el martes por la tarde para detectar si hay retrasos en el despacho de los votos por correo y enviarlos inmediatamente en una docena de estados, incluyendo Pensilvania y Florida, que son decisivos.
    Un juez ordenó al Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) revisar las instalaciones de procesamiento de correo el martes por la tarde para detectar si hay retrasos en el despacho de los votos por correo y enviarlos inmediatamente en una docena de estados, incluyendo Pensilvania y Florida, que son decisivos.
    Members of the New York Police Department (NYPD) are seen outside the New York Stock Exchange (NYSE) on Election Day in Manhattan, New York City, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Andrew Kelly
  • Un juez ordenó al Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) revisar las instalaciones de procesamiento de correo el martes por la tarde para detectar si hay retrasos en el despacho de los votos por correo y enviarlos inmediatamente en una docena de estados, incluyendo Pensilvania y Florida, que son decisivos.
    Un juez ordenó al Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) revisar las instalaciones de procesamiento de correo el martes por la tarde para detectar si hay retrasos en el despacho de los votos por correo y enviarlos inmediatamente en una docena de estados, incluyendo Pensilvania y Florida, que son decisivos.
    “I’m a Future Voter” sticker is seen on the Fearless Girl statue on Election Day outside the New York Stock Exchange (NYSE), in Manhattan, New York City, New York, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Andrew Kelly
  • Millones de personas votan este martes para elegir si el presidente Donald Trump o el candidato demócrata Joe Biden liderará a Estados Unidos los próximos cuatro años, poniendo fin a una campaña electoral amarga y divisiva marcada por las acusaciones mutuas y la pandemia del coronavirus.
    Millones de personas votan este martes para elegir si el presidente Donald Trump o el candidato demócrata Joe Biden liderará a Estados Unidos los próximos cuatro años, poniendo fin a una campaña electoral amarga y divisiva marcada por las acusaciones mutuas y la pandemia del coronavirus.
    Election officials point towards early voting results from the 2020 U.S. presidential elections in Marfa, Texas, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Adrees Latif
  • Millones de personas votan este martes para elegir si el presidente Donald Trump o el candidato demócrata Joe Biden liderará a Estados Unidos los próximos cuatro años, poniendo fin a una campaña electoral amarga y divisiva marcada por las acusaciones mutuas y la pandemia del coronavirus.
    Millones de personas votan este martes para elegir si el presidente Donald Trump o el candidato demócrata Joe Biden liderará a Estados Unidos los próximos cuatro años, poniendo fin a una campaña electoral amarga y divisiva marcada por las acusaciones mutuas y la pandemia del coronavirus.
    A U.S flag is seen on the New York Stock Exchange (NYSE) on Election Day in Manhattan, New York City, New York, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Andrew Kelly
  • Millones de personas votan este martes para elegir si el presidente Donald Trump o el candidato demócrata Joe Biden liderará a Estados Unidos los próximos cuatro años, poniendo fin a una campaña electoral amarga y divisiva marcada por las acusaciones mutuas y la pandemia del coronavirus.
    Millones de personas votan este martes para elegir si el presidente Donald Trump o el candidato demócrata Joe Biden liderará a Estados Unidos los próximos cuatro años, poniendo fin a una campaña electoral amarga y divisiva marcada por las acusaciones mutuas y la pandemia del coronavirus.
    A trader exits the New York Stock Exchange (NYSE) on Election Day in Manhattan, New York City, New York, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Andrew Kelly
  • El total ha roto récords y ha llevado a algunos expertos a predecir las tasas de votación más altas desde 1908 y que el total de sufragantes llegaría a 160 millones de personas frente a 138 millones hace cuatro años.
    El total ha roto récords y ha llevado a algunos expertos a predecir las tasas de votación más altas desde 1908 y que el total de sufragantes llegaría a 160 millones de personas frente a 138 millones hace cuatro años.
    The Fearless Girl statue is seen outside the New York Stock Exchange (NYSE) in Election Day in Manhattan, New York City, New York, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Andrew Kelly
  • El total ha roto récords y ha llevado a algunos expertos a predecir las tasas de votación más altas desde 1908 y que el total de sufragantes llegaría a 160 millones de personas frente a 138 millones hace cuatro años.
    El total ha roto récords y ha llevado a algunos expertos a predecir las tasas de votación más altas desde 1908 y que el total de sufragantes llegaría a 160 millones de personas frente a 138 millones hace cuatro años.
    Election officials print out early voting results from the 2020 U.S. presidential elections in Marfa, Texas, U.S., November 3, 2020. REUTERS/Adrees Latif
  • El total ha roto récords y ha llevado a algunos expertos a predecir las tasas de votación más altas desde 1908 y que el total de sufragantes llegaría a 160 millones de personas frente a 138 millones hace cuatro años.
    El total ha roto récords y ha llevado a algunos expertos a predecir las tasas de votación más altas desde 1908 y que el total de sufragantes llegaría a 160 millones de personas frente a 138 millones hace cuatro años.
    U.S. Democratic presidential nominee Joe Biden looks on as he talks to reporters on Election Day in Wilmington, Delaware, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Kevin Lamarque
  • El total ha roto récords y ha llevado a algunos expertos a predecir las tasas de votación más altas desde 1908 y que el total de sufragantes llegaría a 160 millones de personas frente a 138 millones hace cuatro años.
    El total ha roto récords y ha llevado a algunos expertos a predecir las tasas de votación más altas desde 1908 y que el total de sufragantes llegaría a 160 millones de personas frente a 138 millones hace cuatro años.
    U.S. President Trump supporters wave flags and sing along to songs about the president outside the John F. Kennedy Library, a Miami-Dade County polling station on Election Day in Miami, Florida, U.S. November 3, 2020. REUTERS/Maria Alejandra Cardona

FOTOS | ¿Trump o Biden? Millones eligen a quien liderará EEUU los próximos cuatro años

FOTOS | ¿Trump o Biden? Millones eligen a quien liderará EEUU los próximos cuatro años
Más de 100 millones de estadounidenses votaron por anticipado, una cifra récord impulsada por las preocupaciones sobre centros abarrotados en medio de la pandemia
03 noviembre, 2020
Internacional - Galerias
Share
MÁS NOTICIAS