mamut
08 diciembre 2021
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

INAH confirma hallazgo de restos de un mamut en Puebla

Fue en el nuevo panteón municipal de Los Reyes de Juárez Puebla, donde un trabajador del cementerio realizó el hallazgo del mamut, reveló el INAH.

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) confirmaron el hallazgo de los restos de un mamut en Puebla. El hallazgo ocurrió a principios de octubre en el nuevo panteón municipal de Los Reyes de Juárez, el autor del descubrimiento es un panteonero.

Del mamut se logró rescatar un colmillo casi completo y otra fragmentado, así como partes del cráneo y la pelvis. De acuerdo al INAH se trata posiblemente de un mamut colombino, macho, de edad avanzada, que murió mientras buscaba agua en el lecho de un antiguo lago, hace por lo menos 10,000 años.

mamut.jpg
INAH
INAH

Fue a principios de octubre cuando ocurrió un hallazgo sui generis mientras un panteonero preparaba más fosas de enterramiento en el nuevo cementerio municipal: su retroexcavadora topó con lo que creía era una raíz, pero al empujar saltaron decenas de fragmentos que parecían ser huesos de tamaño y peso considerable.

El presidente municipal de Los Reyes de Juárez, Manuel Herrera Ponce, notificó lo sucedido a las oficinas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Puebla, e inmediatamente se atendió el reporte. El biólogo Iván Alarcón Durán acudió al sitio para hacer la inspección y verificó que se trataba de huesos de megafauna del Pleistoceno, la cual existió hace por lo menos 10,000 años antes del presente.

¿Qué partes del mamut se recuperaron?

De acuerdo a los especialistas se pudo recuperar un colmillo casi completo, con una medida inicial de 2.90 metros, y también se halló el segunda colmillo que fue roto por la máquina. Por las características de las defensas, enormes y curvadas, pudo ser identificado como un mamut.

Asimismo, se recuperó el cráneo fragmentado, 70 por ciento de la pelvis y algunos fragmentos de costilla, la más completa de estas conserva 60 por ciento de su tamaño original.

Para evitar el deterioro del hueso, el cráneo se sacó inmerso en un cuadro de sedimento endurecido y será cuidadosamente limpiado en laboratorio para su posterior análisis.

Tanto la pelvis, los fragmentos de cráneo, costillas y las defensas serán sometidas a limpieza y tratamientos de consolidación, a fin de evitar que el hueso se deteriore con el cambio de humedad al sacarlas de su cápsula de enterramiento.

Tras la limpieza y estabilización de los restos óseos , se iniciará el análisis para confirmar datos básicos del ejemplar como su edad y sexo, y confirmar su especie. De manera preliminar, por el tamaño de las piezas, se sabe que se trata de un mamut colombino, macho, adulto de edad avanzada.

En las capas de tierra donde se halló el mamut, justo antes de llegar al nivel de los restos fósiles, se identificó estratos de travertinos, una roca sedimentaria de dureza considerable que se forma con carbonatos de calcio, asociados con la presencia de fuentes de agua, como lagos o ríos subterráneos.

Ahora, el Centro INAH Puebla contará con la colaboración del profesor investigador de la Universidad Autónoma de Puebla, Carlos Castañeda Posadas, paleobotánico que realizará estudios de polen, mismos que permitirán reconstruir el paleoambiente donde ahora se encuentra el nuevo panteón municipal.

Las piezas óseas fueron trasladadas a los laboratorios del Centro INAH Puebla, donde son atendidas para su conservación y estudio.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS