Roger Stone, aliado de Donald Trump
25 enero, 2019
Reuters
Internacional - Notas
Compartir

Aliado de Trump es acusado de mentir en investigación por injerencia rusa

El abogado especial Robert Mueller dijo en documentos judiciales que Stone tenía conocimiento de un plan de WikiLeaks.

Washington, 25 de enero.- Roger Stone, un veterano aliado del presidente de Estados Unidos Donald Trump durante 40 años, fue arrestado el viernes acusado de mentir al Congreso sobre la publicación de correos electrónicos del Partido Demócrata durante la campaña electoral de 2016, lo que provocó que el mandatario se quejara de una persecución.

El abogado especial Robert Mueller dijo en documentos judiciales que Stone tenía conocimiento de un plan de WikiLeaks para publicar los correos electrónicos, que según analistas pueden haber contribuido a la derrota de la candidata demócrata Hillary Clinton.

Stone, es uno de los asesores más cercanos de Trump que ha sido acusado por Mueller, quien está investigando una posible colusión entre la campaña de Trump y Rusia.

Stone fue arrestado por el FBI en su casa en Florida. "¡La caza de brujas más grande en la historia de nuestro país! ¡NINGUNA COLUSIÓN!”, dijo Trump en Twitter.

El Kremlin ha negado que haya interferido con las elecciones de 2016. Los cargos contra Stone ponen más presión sobre Trump, en momentos en que la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes planea acelerar las investigaciones al presidente.

La acusación mostró que Stone usó un lenguaje que recuerda a los jefes de la mafia, e incluso citó a “El Padrino” en una llamada en que calificó a un conocido que se enfrentaba a las consultas del FBI como “una rata”.

Stone, quien fue uno de los primeros en apoyar Trump, tiene un reputación de político agresivo que se remonta al escándalo de Watergate de la década de 1970, cuando trabajaba para Richard Nixon, incluso tiene un tatuaje con la cara del expresidente en la espalda.

Stone está acusado de siete cargos criminales, incluido obstrucción de un procedimiento oficial, manipulación de testigos y declaraciones falsas.

En una confusa escena fuera de la corte de Fort Lauderdale en Florida, Stone dijo que no había hecho nada malo.

“Tras dos años de inquisición los cargos de hoy no se relacionan de ninguna manera con la colusión con Rusia, coordinación con WikiLeaks o cualquier conexión de la campaña de 2016 con algún acto ilegal”, dijo a periodistas tras la audiencia, mientras hacía la señal de la “V” de victoria, un gesto por el que Nixon fue famoso.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS