lara lugli voleibol embarazo .jpg
Crédito: Facebook/ Carla Ruocco
10 marzo, 2021
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Italia: Equipo de voleibol demanda a jugadora por quedar embarazada

El caso de Lara Lugli ha generado polémica y se pedirá la intervención del primer ministro y del presidente del Comité Olímpico Nacional (CONI).

Lara Lugli, jugadora de voleibol de Italia, descubrió que estaba embarazada en marzo de 2019, sin embargo, nunca pensó que su equipo de voleibol la despediría e iniciaría una demanda por su estado.

El equipo Pordenone, de la segunda división de su país la despidió e inició la demanda por daños y perjuicios a la exjugadora.

Te puede interesar: México repatria 280 piezas prehispánicas de Estados Unidos

Lara Lugli sufrió, un mes después del cese, un aborto espontáneo que también comunicó al equipo, al que contactó más tarde para solicitar el pago del mes de febrero, el último que había trabajado al completo antes de que la expulsaran.

Sin embargo, el equipo de voleibol se lo negó y también inició la demanda por daños y perjuicios, donde la acusaron de “haber violado la buena fe contractual al ocultar su posible deseo de quedar embarazada” cuando se firmó el fichaje, puesto que en esa ocasión la exjugadora, “ya tenía 38 años”.

Además, el Pordenone acusa a Lugli de que por su culpa “se fue a pique en el campeonato” y perdió patrocinadores.

Debido a esto, el conflicto de Lara Lugli ha llamado la atención de manera internacional, pues expone la desprotección con la que siguen lidiando las atletas, pues en palabras de la propia deportista, un embarazo se considera una falta de profesionalidad y, en ocasiones, se equipara al dopaje.

El pasado 8 de marzo, Lara Lugli compartió su testimonio en Facebook.

“Aunque no sea una atleta de fama mundial, esto no puede ser un precedente para otras jugadoras que en el futuro se encuentren en una situación como esta, porque si una mujer se queda embarazada no puede conferir un daño a nadie y no debe indemnizar a nadie”, escribió.


También confesó que el equipo le reciminó que después del aborto podría haber completado los últimos meses del campeonato, “al menos desde el banquillo”.

Te puede interesar: Covid-19: Desde hoy, no es obligatorio el cubrebocas en Texas

“Dejando de lado el estado psicológico en el que me encontraba en ese momento, es una frase de una falta de elegancia monstruosa. Sentí vergüenza y tristeza”, comentó Lugli al diario La Repubblica.

Ahora, la Asociación Nacional de las Atletas (Assist), que se dedica a defender los derechos de las deportistas en distintas disciplinas, pide la intervención del Comité Olímpico Nacional (CONI), para que aborden la “vergonzosa situación”, en la que se encuentran las deportistas italianas.

MÁS NOTICIAS