Lente de contacto inteligente
Science Advances
06 abril, 2021
Arturo Engels
Internacional - Notas
Compartir

Lente de contacto inteligente para inflamación ocular crónica

Lente de contacto inteligente y parche térmico ayudan en el monitoreo y terapia contra inflamación crónica de la superficie ocular mediante teléfonos celulares.

Cada vez son más los dispositivos electrónicos portátiles que tienen la capacidad de monitorear señales fisiológicas del cuerpo humano con la finalidad de proporcionar información biomédica, esto ha generado un gran interés en la gestión sostenible de la salud personal. Por ello es que ecientíficos están desarrollando un lente de contacto inteligente para combatir la inflamación crónica de la superficie ocular.

Monitorización remota de la inflamación de la superficie ocular

En una publicación de la revista científica multidisciplinaria Science Advances, se informó sobre una prueba piloto en humanos de un lente de contacto inteligente, además de un dispositivo terapéutico acoplable a la piel para la monitorización inalámbrica y terapia de la inflamación crónica de la superficie ocular, “OSI”.

Dispositivo de diagnóstico en tiempo real

Como dispositivo de diagnóstico, este lente de contacto inteligente permite la medición en tiempo real de la concentración de metaloproteinasa de matriz de tipo 9, un biomarcador de “OSI”, en lágrimas utilizando un transistor de efecto de campo de grafeno.

Cómdo dispositivo terapéutico

Como dispositivo terapéutico, se fabricó un parche de calor estirable y transparente que se puede unir al párpado humano de manera cómoda.

Te puede interesar:
Joe Biden: EU comenzará a vacunar en dos semanas a mayores de 16 años

Ambos dispositivos, tanto el de diagnóstico como el terapéutico, se pueden incorporar utilizando un teléfono inteligente para poder efectuar sus comunicaciones inalámbricas, con lo que se permite el diagnóstico instantáneo de la inflamación crónica de la superficie ocular “OSI”, y tratamientos automatizados de hipertermia.

Además, recientes pruebas en seres humanos confirmaron una buena biocompatibilidad y fiabilidad como una solución sanitaria móvil no invasiva.

MÁS NOTICIAS