MURAL DIEGO.jpg
07 septiembre 2021 17:09hrs
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Share

Mexicanos reubican mural de Rivera en San Francisco: les llevó 3 años

“Unidad panamericana”, el último fresco pintado por Diego Rivera en EU, fue trasladado de un vestíbulo del City College de San Francisco, al Museo de Arte Moderno de esa ciudad.

“Unidad panamericana”, es el último fresco pintado por Diego Rivera en Estados Unidos, fue trasladado de un vestíbulo del City College de San Francisco, al Museo de Arte Moderno de esa ciudad (SFMoMA).

La maniobra parecía imposible, pero un equipo de la UNAM logró hacerlo. La iniciativa empezó en abril de 2018 y concluyó el 29 de junio pasado.

mural.jpg
Cortesía: UNAM

Al inico, “Unidad panamericana iba a develarse en 1940, en la Exposición Internacional del Golden Gate, pero no se concluyó a tiempo y terminó en un vestíbulo del City College de San Francisco (California) donde, pese a ser uno de los murales más delgados del mundo, se le empotró en una pared de concreto de 1.30 metros de espesor, con la esperanza de que permaneciera ahí por siempre.

Cuando el Museo de Arte Moderno de San Francisco (el SFMoMA) lo pidió prestado “para develarlo al fin, 80 años después”, todos consideraron que retirar una obra de cemento y cal, fijada con pernos, y luego transportarla a 13 millas (21 kilómetros), era imposible.

Museo de Arte Moderno de San Francisco: SFMoMA

El Museo de Arte Moderno de San Francisco, es un gran museo de arte moderno y un monumento de la ciudad de San Francisco. Abrió en 1935 gracias a su fundadora Grace L. Mc Cann Morley como Museo de Arte de San Francisco, siendo el primer museo en la costa Oeste dedicado exclusivamente al arte del siglo XX.

Mexicanos logran lo que parecía imposible

Fue el doctor en Ingeniería de Diseño Alejandro Ramírez Reivich, del Centro de Diseño Mecánico e Innovación Tecnológica de la Facultad de Ingeniería (FI) de la UNAM, quien aceptó el reto.

“Eso sonaba a una empresa de locos y yo soy ese profesor loco al que se le ocurrió decir que era factible. El problema era que la obra es tan delgada y frágil que removerla era casi como despegar cascarón de huevo de un enorme bloque de hormigón. Y la tarea implicaba mucho más: luego habríamos de moverla, cargarla, desplazarla, subirla a un camión y volverla a armar, y todo ello en medio de una pandemia”, relata el académico de la UNAM.

Al final, la operación fue un éxito y hoy el mural puede apreciarse de forma gratuita en el MoMA San Francisco -incluso sin entrar, pues fue montado en una galería con paredes de vidrio visibles para los peatones de la muy transitada Howard Street.

Otros Murales de Diego Rivera removidos

No es la primera vez que un mural de Rivera debe ser movido: el caso previo más recordado es el de Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, que tuvo que retirarse a toda prisa, después de los sismos de septiembre de 1985, desde el Hotel del Prado que estaba a punto de colapsar. En aquella ocasión el tiempo invertido fue mucho menor, apenas un par de meses.

Sin embargo, en esta ocasión, los universitarios le dedicaron más de mil días (con sus respectivas noches) a la iniciativa, pues esta empezó en abril de 2018 y concluyó el 29 de junio pasado.

San Francisco fue construida en una zona con crestas y valles, de ahí que sean famosos sus caminos sinuosos de pendientes pronunciadas, un obstáculo que los universitarios debieron vencer, pues las instalaciones del City College se hallan en una colina, mientras que el SFMoMA se ubica a nivel del mar, a pocas cuadras de la bahía, lo cual implicó que el traslado de los marcos de acero con los paneles de cemento y cal constara de siete viajes en un camión que hizo, en tres horas, un trayecto que suele demorar 15 minutos en automóvil.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS