pingüino-gigante-fósil.jpg
Twitter @GiovaFavazzi
17 septiembre 2021 17:09hrs
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Niños encuentran fósil de un pingüino gigante durante una excursión

Los niños encontraron el fósil de un pingüino gigante, especie hasta ahora desconocida y que vivió hace 34 millones de años.

En 2006, varios niños de un campamento de verano de Waikato, Nueva Zelanda, acudieron a una excursión para buscar restos de animales acuáticos, cuando encontraron el fósil de lo que resultó ser un pingüino gigante.

Un trabajo recién publicado en la revista Journal of Vertebrate Paleontology confirmó que los pequeños excursionistas hallaron los restos óseos de una especie desconocida.

Te puede interesar: Científicos buscan “revivir” mamut lanudo y devolverlo al Ártico

Como parte de la expedición, organizada por el Hamilton Junior Naturalist Club (JUNATS), los niños vieron el fósil de este animal y al darse cuenta de que no era de cetáceos, recolectaron los huesos y los donaron al museo de Waikato.

Investigadores del Museo Bruce y de la Universidad Massey analizaron los restos y determinaron que el hallazgo de los menores correspondía al “esqueleto de pingüino gigante más completo jamás descubierto”.

La altura del pingüino habría sido determinante para nadara más rápido

La nueva especie fue nombrada Kairuku waewaeroa, que deriva de waewae que significa “patas” y roa, que quiere decir “largo” en lengua maorí, hablada por los maoríes, una etnia indígena de Nueva Zelanda.

A partir del fósil se pudo determinar que el pingüino medía 1.4 metros de altura, tenía patas y un pico inusualmente largo para un animal de esta especie. Además, tendría de 27.3 a 34.6 millones de años de antigüedad y habría vivido cuando gran parte de Waikato estaba bajo el agua.

Daniel Thomas, profesor titular de zoología de la Escuela de Ciencias Naturales y Computacionales de Massey, afirmó que el fósil hallado es de un animal parecido a los pingüinos gigantes de Kairuku, una de las cinco especies que habitaron Nueva Zelanda en el periodo del Oligoceno.

“Las patas más largas de la nueva especie habrían hecho que el pingüino fuera mucho más alto que otros Kairuku mientras caminaba por la tierra, tal vez alrededor de 1.4 metros de altura”.

A partir de los estudios que se realizaron al fósil, los investigadores concluyeron que la altura del Kairuku waewaeroa pudo influir en su rapidez para nadar y en la profundidad a la que podía llegar.

Actualmente la especie de pingüino más grande que habita el planeta es el emperador (Aptenodytes forsteri), que llega a medir hasta 1.2 metros de alto y pesar 45 kilogramos.

Con el descubrimiento fortuito que hicieron los niños, ayudaron a que los científicos confirmaran que las especies de pingüinos tienen un registro fósil casi tan antiguo como los dinosaurios y además, será de utilidad para obtener más datos sobre la ecología de épocas pasadas.

Finalmente, Mike Safey, presidente del club de naturalistas junior, aseguró que fue un privilegio para los niños rescatar el fósil. “Siempre animamos a los jóvenes a explorar y disfrutar del aire libre, hay un montón de cosas interesantes ahí fuera esperando a ser descubiertas”.

Te puede interesar: Científicos reconstruyen caras de momias egipcias con ADN

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS