petrolero .jpg
02 julio, 2020
Azteca Noticias
Internacional - Notas

Share

Alerta buque petrolero abandonado en Mar Rojo por riesgo de explosión; puede provocar desastre ambiental

El FSO Safer, buque de fabricación japonesa y con 360 metros de largo, cuenta con 34 tanques de almacenamiento y está abandonado con más de 1 millón de barriles de petróleo, lo que representa un riesgo ambiental.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió sobre el riesgo ambiental, “que puede ocurrir en cualquier momento”, por el barco petrolero abandonado con más de un millón de barriles de petróleo y amarrado en un puerto de Yemen, específicamente en el Mar Rojo.

  El petrolero está en riesgo de ruptura o explosión, por lo que puede provocar daños ambientales masivos en la vida marina del Mar Rojo, así como desalinización en las plantas y rutas de envío internacional.

Te puede interesar:
VIDEO: Ejército chino prueba fusil electromagnético silencioso que perfora el acero

De acuerdo con medios internacionales, el agua del mar se ha filtrado en el compartimento del motor del tanquero, que no ha recibido mantenimiento en más de cinco años y sufre daños en las tuberías, lo que ha aumentado su riesgo de hundimiento.

Incluso, algunas de sus partes se han cubierto de óxido y se han producido filtraciones de gas inerte. Por ello, los expertos advierten que las reparaciones son imposibles en este punto, porque el daño es irreversible.

Además, reportan que desde hace varios años la ONU ha intentado enviar inspectores para evaluar los daños del FSO Safer, buscar formas seguras de descargar el petróleo y llevar la nave a un lugar fuera de riesgo. Sin embargo, los hutíes, que tienen bajo control el área donde permanece el barco, les han negado el acceso.

El FSO Safer es un buque de fabricación japonesa, de 360 metros de largo, que cuenta con 34 tanques de almacenamiento.

Su construcción fue en la década de 1970, vendido al Gobierno yemení en la década de 1980, por su capacidad para almacenar y transportar hasta tres millones de barriles bombeados desde los campos petroleros de Marib, una provincia en el este de Yemen.

Te puede interesar:
Estados Unidos compra casi toda la existencia de remdesivir, prometedor fármaco contra Covid-19

Pero la empresa ya no podía permitirse, por la reducción del presupuesto operativo, adquirir el especial necesario para poner en marcha las calderas en el barco, indispensables para alimentar los generadores que, entre otras funciones, mantienen un gas inerte que evita el flujo de explosiones; para esto se necesitan 11.000 toneladas de combustible, cuyo costo se sitúa en torno a 8 millones de dólares anuales.

Otro factor importante es el mantenimiento, el cual se detuvo por completo en 2015, la tripulación fue trasladada a otras partes.

La ONU menciona que el FSO Safer podría provocar en el Mar Rojo un desastre ambiental cuatro veces mayor que el derrame del Exxon Valdez en 1989 en la costa de Alaska, considerado como uno de los mayores en la historia.

MÁS NOTICIAS