Boko.jpg
Crédito: Reuters
15 diciembre, 2020
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

Boko Haram se adjudica secuestro de más de 300 niños en Nigeria

El grupo terrorista indicó que lo que pretenden con el secuestro masivo es desalentar la ‘educación occidental’.

El grupo terrorista Boko Haram asumió este martes su responsabilidad en el secuestro de más de 300 niños en una escuela secundaria ubicada al noroeste de Nigeria, una zona donde usualmente el grupo no ataca.

  Según información de The Washington Post, cientos de hombres armados a bordo de motocicletas rodearon el internado el viernes pasado, ubicado en el estado de Katsina, abrieron fuego contra la policía, reunieron a los menores y los internaron hacia un bosque cercano, de acuerdo con testigos.

La estrategia fue similar a la usada por el grupo en 2014 cuando secuestraron a más de 270 niñas en la región de Chibok.

Abubakar Shekau, líder de Boko Haram, difundió a través de un mensaje de audio que los guerrilleros intervenieron en la escuela con la intención de desalentar la “educación occidental”, informaron medios locales.

El grupo extremista irrumpió en 2009, y desde entonces ha tenido como base la zona noreste de Nigeria con la intención de acabar con la cultura occidental. Desde entonces, se estima que el grupo ha asesinado a más de 36 mil personas y se desconoce con exactitud la cantidad de habitantes que fueron desplazados de sus hogares por la violencia.

“Lo que sucedió en Katsina se hizo para promover el Islam y desalentar las prácticas no islámicas”, advirtió Shekau en su mensaje.

Bulama Bukarti, especialista en el grupo del Instituto Tony Blair para el Cambio Global de Londres, señaló que el mensaje difundido este martes es una declaración política.

“Quería advertir de lo que están haciendo al noroeste del país, que ‘estamos secuestrando a sus hijos en el noreste y ahora lo hacemos en el noroeste’”, declaró el especialista.

“Este es un mensaje poderoso, una audaz demostración de capacidad”, reconoció.

La Escuela de Ciencias de la Ciudad de Kankara, que en algún momento albergó a más de 800 estudiantes, está vacía desde el ataque.

Los menores secuestrados ahora corren el riesgo de ser obligados a ingresar en el ejercito de Shekau. Se sabe que Boko Haram ‘permite’ a sus víctimas que elijan entre unirse a sus filas o morir.

Testigos que han conseguido escapar aceptan que han tenido que asesinar personas contra su voluntad, cargando con traumas y a la deriva de un castigo por parte del estado. Tras escapar, permanecen detenidos en prisiones militares mientras las autoridades investigan signos de lealtad al grupo extremista.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Putin felicita a Joe Biden por su triunfo en elecciones de EUA.

Tras el ataque, el gobierno cerró las escuelas de todo el estado dejando sin educación a miles de estudiantes, mientras las autoridades buscan a los 333 desaparecidos en los bosques aledaños.

Muhammadu Buhari, presidente de Nigeria, reconoció en 2015 que el grupo estaba ‘técnicamente derrotado’, aunque ha continuado con sus ataques, principalmente contra agricultores, cortando suministros de alimentos cruciales para el país africano. También se sabe que el grupo está dividido en dos facciones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Pesebre de Navidad estilo “Darth Vader” recibe reprobación terrenal.

MÁS NOTICIAS