Enfermera asesina a 7 pacientes con altas dosis de insulina
27 julio, 2020
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

Enfermera asesina a 7 pacientes con altas dosis de insulina

Reta Mays, nombre de la enfermera, se declaró culpable de siete cargos de asesinato en segundo grado y uno más de asalto con la intención de cometer asesinato.

La pregunta inevitable y primordial en el caso de la enfermera y asesina en serie, Reta Mays es por qué; ¿Por qué esta mujer en el puesto de confianza de auxiliar de enfermería en el Centro Médico de Veteranos Louis A. Johnson en Clarksburg mataría a siete de sus pacientes?

  Te puede interesar:
Mongolia declara cuarentena indefinida por brote de peste bubónica

Mays admitió los crímenes en la corte federal el pasado martes 14 de julio, pero no mencionó nada respecto a los motivos que la llevaron a cometer dichas acciones. Su patrón era inyectar a los pacientes con dosis letales de insulina.

El fiscal federal Bill Powell, cuya oficina ha trabajado en el caso durante meses, dice que, hasta el momento, no se sabe. Agrega que, unos días antes de que la enfermera confesara todo, Mays siguió negando las acusaciones.

Sin embargo, pese a sus declaraciones y confesiones, una duda sigue dando vueltas en la cabeza de los investigadores y en los familiares de las víctimas; Reta no ha explicado las verdaderas razones por las que ella tomó la decisión de darles esas altas dosis de insulina.

Mays es una veterana y durante su alegato hubo una breve mención de que está tomando medicamentos para el trastorno de estrés postraumático. El abogado Dino Colombo, quien representa a la familia de la víctima Archie Edgell, dijo que tal vez eso sea una pista.

Colombo comentó ante los medios locales, un día después de las confesiones de Mays, que puede ser que nunca les diga con exactitud el por qué, pero cree que se pueden armar las piezas del rompecabezas.

El abogado Dino dijo que esas piezas podrían aparecer cuando los abogados de Mays pidan clemencia a la hora de su sentencia. De alguna manera, los defensores de la acusada tendrán que convertirla en un personaje más comprensivo, con el objetivo de lograr que un juez considere alguna alternativa a encarcelarla por el resto de su vida.

Claramente, algo la hizo matar metódicamente a las personas que se suponía que debía cuidar. Un análisis de comportamiento realizado por el FBI dice que los asesinos en serie “difieren en muchos aspectos, incluidas sus motivaciones”.

También te puede interesar:
Se detecta primer caso sospechoso de Covid-19 en Corea del Norte

Mays no tiene una enfermedad mental, de lo contrario eso podría haber sido utilizado como defensa. Si Colombo tiene razón, la sentencia debería producir algunas pistas que probablemente incluyan algún trauma en su vida que supuestamente desencadenó el comportamiento.

MÁS NOTICIAS