Lozoya
28 julio, 2020
Agustín Rodríguez
Seguridad - Y - Justicia - Notas
Share

FGR solicita a juez vinculación a proceso de exdirector de Pemex por lavado de dinero

El Ministerio Público detalló la compra irregular de Agronitrogenados por 475 millones de dólares, durante la audiencia inicial

Ciudad de México.- La Fiscalía General de la República solicitó la vinculación a proceso por el delito de operación de recursos de procedencia ilícita contra Emilio “L”, ex director de Petróleos Mexicanos, a partir de la denuncia que presentó en su contra la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, por la compra de la empresa Agronitronados por un monto de 475 millones de dólares.

  De acuerdo con la acusación que formuló el Ministerio Público de la Federación, el inculpado, “en su calidad de director de Pemex dijo que era primordial para el gobierno la producción de fertilizante, por eso era importante adquirirla para lo que se requería de inicio 175 millones de dólares, y 200 millones de dólares para la reactivación de la planta e insistió que la primera era la producción de fertilizantes”.

Finalmente, la transacción se llevó a cabo por 275 millones de dólares, que correspondió cubrir 264 millones de dólares por los activos y 11 millones de dólares por los inmuebles, que en su totalidad de los inmuebles fue de 380 millones de pesos.

“De una vista del Indabin a la planta, que llevaba inactiva 14 años, se determina que requiere más inversión que el beneficio que daría. Sin embargo, el 26 agosto de 2015 PMI Holding autoriza un incremento a 285 millones de dólares, por lo que se pasó a la cantidad de 485 millones de dólares.

La compra se realizó a pesar de que PMI de Nortaemérica, filial de Pemex, resaltó el deterioro de la planta y dijo que era peor a lo que presentaba la empresa, por lo que debía cambiarse el 60% de la maquinaría y luego al evaluarse nuevamente se determinó que era el 82%. También cuestionó la auditoria el porqué no se revisó todo ese tipo de cuestiones sobre el por qué comprar algo inservible.

El incremento a 285 millones de dólares, llamó la atención de las filiales, además de los 65 millones de dólares, que cobraron por intereses de la deuda.

“Se trató como si se comprara un recurso en marcha, Bos Company dijo que no servía esa empresa, porque llevaba mucho tiempo sin funcionar, además sin valorar el costo de reahabilitación de los recursos: primero 200 millones de dólares, por los inmuebles y luego se añadieron los 285 millones de dólares para rehabilitación”.

MÁS NOTICIAS