MAGLARES.jfif
18 marzo, 2021
Ulises Grajales
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Investigación Especial: Manglares mexicanos en peligro

El Área Natural Protegida “Arroyo Moreno” ubicada en Boca del Río , Veracruz, es una de las zonas afectadas.

Arroyo Moreno, Boca del Río Veracruz. México cuenta con una gran biodiversidad , destacan por ejemplo sus manglares: los expertos en medio ambiente explican que son una formación vegetal leñosa, densa, arbórea o arbustiva de 1 a 30 metros de altura, compuesta de una o varias especies de mangle. En nuestro país predominan cuatro especies de mangle (Rhizophora mangle, Laguncularia racemosa, Avicennia germinans y Conocarpus erectus). Aunque existen dos especies más (Avicennia bicolor y Rhizophora harrisonii) con una distribución restringida en el estado de Chiapas y una variedad de C. erectus (C. erectus var. sericeus). Estas especies se pueden encontrar formando asociaciones vegetales o en bosques monoespecíficos.

Hay que decir que el manglar es una especie protegida, en la Ley General de Vida Silvestre en los artículos 43 al 46 en donde se señala que está prohibido talarlos o destruirlos, sn embargo la realidad es otra , ya que muchas de estas zonas estan invadidas; tal es el caso del Área Natural Protegida de nombre “Arroyo Moreno” ubicada en el municipio de Boca del Río en el estado de Veracruz. Carlos Alberto Butrón, regidor del ayuntamiento de esta zona, reveló que ahí ya hay un asentamiento que no debería de estar, porque se encuentra dentro de la poligonal del Área Natural Protegida. Hasta ahora ya fueron taladas más de 4 héctareas.

Te puede interesar: Red de pesca ilegal es retirada del Estero de Chac

Según Jesús Montoya del Instituto Tecnológico Boca del Río, los manglares tienen muchas bondades, ya que fungen como un pulmón que debemos de respetar porque transforman el CO2 que aumenta todos los días y nos dan una buena cantidad de oxígeno”.


Aunado a la tala, este hábitat, recibe las descargas directas de aguas negras y grises de Veracruz y de Boca del Río, sin que pasen por alguna planta de tratamiento, esta contaminación ha ido acabando poco a poco con la pesca y las especies que ahí habitaban. Los pescadores de la zona refieren que anteriormente se pescaba mojarra, chimites, lebrancha y hasta tortuga, pero que por la contaminación, esta actividad esta parada.

En el artículo 46 de la Ley General de Vida Silvestre, se marcan penas de 500 a 20 mil días de salario mínimo a quien destruya el manglar así como una clausura definitiva de las construcciones realizadas dentro de la zona.

MÁS NOTICIAS