Miembros de la ONU se comprometen a poner fin al SIDA para 2030
09 junio, 2021
Julián Molina Rivera
Internacional - Notas
Compartir

Miembros de la ONU se comprometen a poner fin al SIDA para 2030

La Asamblea General adoptó una declaración política en la que los Estados miembros de la ONU se comprometen a poner fin al sida para 2030.

Los estados miembros de la ONU se comprometen a poner fin al sida para 2030. Según la declaración, se comprometieron a reducir las nuevas infecciones anuales por el VIH a menos de 370,000 y las muertes anuales relacionadas con el sida a menos de 250,000 para 2025.

La reunión de alto nivel sobre el sida tiene lugar del 8 al 10 de junio de 2021. Esta reunión de alto nivel analiza el progreso realizado en lo referente a la reducción del impacto del VIH desde la última reunión de alto nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el VIH y el sida, celebrada en el año 2016.

Podemos acabar con el sida como una amenaza para la salud pública para 2030, como prometimos si el mundo se une dijo Winnie Byanyima, directora ejecutiva de ONUSIDA DURANTE la inauguración de una reunión de alto nivel de la Asamblea General sobre el SIDA.

Igualdad de género y derechos humanos

Los estados miembros se comprometieron a poner la igualdad de género y los derechos humanos de todas las mujeres y niñas al frente de los esfuerzos para mitigar el riesgo y el impacto del VIH.

La ONU prometió poner fin a la epidemia de sida para 2030 al lograr un diagnóstico del 95 por ciento entre todas las personas que viven con el VIH, el 95 por ciento con terapia antirretroviral entre los diagnosticados y el 95 por ciento con supresión viral entre los tratados.

Países superaron objetivos

El llamado cobra mayor importancia al conocerse los nuevos datos del Programa de las Naciones Unidas para el VIH-SIDA (ONUSIDA) que demuestran que docenas de países lograron o superaron en 2020 los objetivos fijados por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2016, evidenciando que esas metas no eran meras aspiraciones, sino una realidad alcanzable.


El informe demuestra que los países con leyes y políticas progresistas y sistemas sanitarios sólidos e inclusivos son los que obtuvieron los mejores resultados contra el VIH.

Te puede interesar:
Pena de muerte por ver series extranjeras en Corea del Norte

Si finalmente se logran los objetivos, permitirán prestar servicios relacionados con el VIH al 95% de las personas que los necesitan, reducir las infecciones anuales por VIH a menos de 370,000 y las muertes relacionadas con el sida a menos de 250,000 para 2025. Esto requerirá una inversión de 29,000 millones de dólares anuales hasta el 2025.

Millones de vidas salvadas

En 2020, 27.4 millones de los 37.6 millones de personas que vivían con el VIH estaban en tratamiento, frente a los 7.8 millones de 2010. ONUSIDA calcula que, gracias a la aparición de tratamientos asequibles y de calidad, desde 2001 se han salvado 16.2 millones de vidas.

Las muertes relacionadas con el sida también disminuyeron, en gran parte gracias a la implementación de las terapias antirretrovirales, cayendo un 43 % desde 2010 y llegando a las 690,000 en 2020. Al mismo tiempo, se avanzó en la reducción de nuevas infecciones por VIH, pero con un progreso notablemente más lento: se ha logrado una reducción del 30 % desde 2010, con 1.5 millones de nuevas infecciones por VIH en 2020 en comparación con los 2.1 millones de 2010.

70 países penalizan relaciones entre personas del mismo sexo

El informe subraya que los países que mantienen leyes punitivas y se niegan a adoptar un enfoque sanitario centrado en los derechos no hacen más que castigar, ignorar, estigmatizar y dejar atrás a los grupos de población clave (que constituyen el 62 % de las nuevas infecciones por el VIH en todo el mundo), a quienes se niega el acceso a los servicios para el VIH. A modo de ejemplo, citó que casi 70 países penalizan las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo.

En cuanto a la procedencia geográfica, las mujeres jóvenes del África subsahariana siguen siendo las grandes olvidadas. Seis de cada siete nuevas infecciones por VIH entre adolescentes de 15 a 19 años de la región se producen en las niñas. Las enfermedades relacionadas con el sida todavía son la principal causa de muerte entre las mujeres de entre 15 y 49 años en la subregión africana.

MÁS NOTICIAS