Orugas venenosas en Virginia
Crédito: Unsplash/@jairoalzate
08 octubre, 2020
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Compartir

Se reportan múltiples avistamientos de orugas venenosas en Virginia

Los insectos, también conocidos como “orugas de gato”, causan una reacción dolorosa si se tocan, advirtió el Departamento de Montes de Virginia.

Ha habido varios informes de la aparición de la oruga gato en parques o estructuras cercanas en el este del estado sureño de Virginia. El curioso insecto es considerado como una de las orugas más venenosas de los Estados Unidos.

  Te puede interesar:
“Soy un espécimen perfecto": Trump asegura no contagiar de Covid-19 y pretende regresar a trabajar

El Departamento de Silvicultura de Virginia advierte a los residentes que se mantengan alejados de la oruga, porque tiene espinas venenosas en su espeso y peludo pelaje.

Las reacciones que se podrían presentar con tan sólo rozar a este pequeño animal son: picazón, vómitos, glándulas inflamadas y fiebre, de acuerdo con las indicaciones de la Universidad de Michigan.

Uno de los residentes de Richmond, Virginia, describió la sensación como un cuchillo ardiente. Otra mujer aseguró que su hijo adolescente comenzó a gritar cuando una lo “picó”.

La oruga no se encuentra comúnmente en el estado; los avistamientos son más probables en las zonas ubicadas más al sur, en estados como Texas y Missouri. Nadie está completamente seguro de por qué ha habido tantos informes recientes en Virginia.

Si bien, los científicos esperan que los depredadores naturales de la oruga ayuden a mantenerla bajo control, intervendrán si el tamaño de su población se sale de control.

Sin embargo, Theresa Dellinger, diagnosticadora del Laboratorio de Identificación de Insectos de la Universidad Tecnológica de Virginia, ha comparado el dolor que causa esta oruga con la picadura de una abeja.

También te puede interesar:
Queman vivo a migrante nigeriano en Libia

También ha recomendado a las víctimas de las “orugas de gato” a monitorear el área en busca de signos de enrojecimiento o ampollas de la piel. Las víctimas deben enjuagar bien el área con agua y jabón, y aplicar hielo; en caso de no soportar el dolor, se recomienda dirigirse a una sala de emergencias.

MÁS NOTICIAS