01 septiembre, 2020
José Ángel Gallegos
Politica - Notas

Share

Presenta senador de Morena iniciativa para prohibir venta de bebidas y alimentos con alto contenido calórico en todo el país

Impone impuesto de 5 pesos por litro a las bebidas saborizadas.

Cd. de México.- El senador Salomón Jara presentó una iniciativa para combatir la venta de bebidas y alimentos con alto contenido calórico.

  A través de una serie de reformas a la Ley General de Salud, de la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, de la Ley General de Educación y de la Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, el morenista planteó una serie de restricciones a la compra de los llamados alimento chatarra bajo el argumento de la protección a la salud de las niñas, niños y adolescentes.

La propuesta instruye a adoptar medidas tendentes a la eliminación de las prácticas culturales, usos y costumbres, y hábitos alimenticios que sean perjudiciales para la salud de niñas, niños y adolescentes.

Por ello, señala expresamente la prohibición de venta, regalo o suministro de bebidas azucaradas o edulcoradas y alimentos procesados o industrializados de alto contenido calórico y nulo o escaso valor nutritivo en todo el país.

Así, quien quiera comprar refrescos, dulces, o alimentos altamente procesados deberán acreditar la mayoría de edad en las tiendas, de lo contrario no podrá realizarse la venta.

Jara Cruz propuso multar con “hasta mil quinientos días de salario mínimo general vigente (sic) en el Distrito Federal al momento de realizarse la conducta sancionada”, es decir, 130 mil 320 pesos a quien infrinja esta ley.

La reforma a la Ley General de Salud propuesta por el senador por Oaxaca señala que está prohibida la venta, regalo o suministro de bebidas y alimentos con bajo valor nutricional y alta densidad energética, a personas menores de 18 años de edad.

También prohíbe estas prácticas al interior de las instituciones educativas públicas y privadas de educación básica y media superior.

No obstante, exenta de estas disposiciones a las madres, padres o personas tutoras legales, bajo el entendido de que queda “bajo su estricta responsabilidad el consumo de estos productos por las personas menores de edad”.

Salomón Jara también propuso un impuesto de 5 pesos por litro a las bebidas saborizadas; concentrados, polvos, jarabes, esencias o extractos de sabores, que al diluirse permitan obtener bebidas saborizadas; y jarabes o concentrados para preparar bebidas saborizadas que se expendan en envases abiertos utilizando aparatos automáticos, eléctricos o mecánicos, siempre que los bienes a que se refiere este inciso contengan cualquier tipo de azúcares añadidos.

Argumentó que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de bebidas y alimentos de alto contenido calórico representa un factor determinante de la actual crisis de salud pública internacional. La obesidad y la malnutrición son padecimientos crónicos que derivan en 37 millones de muertes prematuras cada año; y constituyen uno de los principales retos para los sistemas nacionales de salud desde el punto de vista de la oferta de los servicios médicos.

Recalcó que en México, el 70% de la población padece sobrepeso y casi una tercera parte sufre de obesidad, además, esta enfermedad se asocia directa y principalmente con la diabetes y enfermedades cardiovasculares, pero también con trastornos óseos y musculares y algunos tipos de cáncer.

MÁS NOTICIAS