sequia NL.jpg
21 abril, 2021
Jesús Vargas
Estados - Notas
Compartir

Sequía en el campo del sur de Nuevo León, muere ganado

Odilón Obregón Hernández ha sido uno de los más afectados, en marzo pasado murieron 40 de sus cabras y un burro que formaban parte de su ganado.

Doctor Arroyo, NL.- El campo del sur de Nuevo León está en crisis por la sequía, la tierra se volvió desértica y los espacios para almacenar el agua se quedaron vacíos.

Odilón Obregón Hernández ha sido uno de los más afectados, en marzo pasado murieron 40 de sus cabras y un burro que formaban parte de su ganado.

“Todas estaban cargadas, de hecho las chivas de nosotros, así como están estas, hay muchos animales que ahíjan de a tres, entonces ahí por eso nos rinde mucho el ganado porque a nosotros siempre nos ahíjan de a tres chivitas, entonces perdimos 40, póngale 20 preñadas, perdimos alrededor de 40 animalitos que iban a parir las chivas,” describe Odilón Obregón.

TE PUEDE INTERESAR: Sequía pega a la Presa Requena en Hidalgo

Los restos de animales se aprecian desde cualquier camino, muchos yacen en terrenos inaccesibles, ya que se alejan para buscar yerbas para alimentarse, sin embargo, ante la falta de lluvias no hay de la vegetación que requieren.

“Hay tristeza, bastante porque se me han muerto hasta caballos, la yunta ya se me murió, estoy a raya, solo me queda este, en que campeo las chivitas”, expresa Juan Martínez, campesino de la zona sur de Nuevo León.

Ganado condenado a morir

El ganado que vive no tiene mejor suerte, muchos de ellos están esqueléticos y condenados a morir por la falta de alimento en la zona.

Los pobladores pertenecen a la comunidad de San Antonio Peña Nevada, localizada a 329 kilómetros de Monterrey.

“No tenemos con que recuperar agua para los animales, es lo más duro, nosotros como quiera, con un garrafón de agua la hacemos, pero para los animales es lo más duro y ahorita no hay nada de pasto, está muy seco,” dice Juan Francisco Morales, habitante de la comunidad de San Antonio.

Ellos se abastecen de agua que llega a través de una tubería, pero no siempre da el servicio.

La sequía prolongada comenzó en agosto y aunque se han registrado ligeras precipitaciones, no son suficientes para hidratar la tierra y llenar las represas.

MÁS NOTICIAS