Una zona libre para los de abajo: clave para la recuperación económica de México

03 diciembre 2020
centraldeabasto1.jpg
Isabel Mateos
MÉXICO, D.F., 29DICIEMBRE2015.- La Central de Abastos de la Ciudad de México es quizá el principal centro de abastecimiento de frutas, legumbres, pescados y mariscos, productos cárnicos, y abarrotes de la capital. Los comerciantes se quejan principalmente de la falta de limpieza dentro y fuera de la nave principal del mercado, las condiciones de inseguridad y extorsión, el abuso del espacio por parte de los vendedores ambulantes y las altas cuotas de mantenimiento que para ellos no se ven reflejadas en mejoras a la Central. En la imagen, uno de los pasillos que fueron recientemente reencarpetados con asfalto. FOTO: MARÍA JOSÉ MARTÍNEZ /CUARTOSCURO.COM
Propuestas para que todos los mexicanos, con esfuerzo, podamos salir adelante en tiempos del Covid-19.

3 de diciembre.- La pandemia por Covid-19 ha sido para el mundo y para México uno de los momentos más difíciles en la historia reciente de la humanidad.

Esta situación genera dolor en las personas que han padecido la enfermedad y en las que perdieron a un familiar.

Sin embargo, la estela de afectaciones se ha agudizado debido a las medidas restrictivas para combatir la propagación del nuevo coronavirus.

Para la mayoría de los mexicanos, y en especial para los que menos tienen, el principal problema no es la salud, sino el desempleo y la pobreza.

Los datos oficiales lo dicen todo: hasta el momento un millón 10 mil 857 micro, pequeños y medianos negocios han tenido que cerrar por el confinamiento.

La mayoría de estas empresas son del sector: turismo y servicios.

Por eso, no es de extrañarse que los estados más afectados por el cierre de empresas sean Quintana Roo (31.88%), Baja California Sur (28.14%), Nuevo León (25.69%), Colima (25.49%), Campeche (25.21%), Jalisco (18.65%), Michoacán (17.1%).

En el sur y sureste las cosas no han sido mejores: en Chiapas ha cerrado el 16.75% de las empresas, en Guerrero más del 15% y en Oaxaca 13.70%.

Cerrar una empresa no se limita a bajar la cortina, se trata de empleos perdidos de jefes y jefas de familia que no pueden llevar dinero a casa también son empleos perdidos de jefes y jefas de familia que ya no pueden llevar dinero a casa.

La solución a la mayoría de estos problemas consiste en seguir tres simples pasos.

1.- Reducir la carga fiscal para los más necesitados: los impuestos deben ser bajos y fáciles de cumplir

2.- Bajar todos los requisitos sanitarios

3.- Simplificar los requisitos fiscales para formar nuevas empresas o conformar sociedades, poderes, asambleas y notarios

Con estas propuestas se podrá recuperar la capacidad de producción social de nuestro país es decir, que el quiere trabajar y salir adelante pueda hacerlo.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
03 diciembre 2020