maestros_covid.jpg
Crédito: Pixabay
15 diciembre, 2020
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

UNICEF pide que maestros sean prioridad en vacunas de Covid-19

UNICEF aseguró que la pandemia ha dejado estragos en la enseñanza de los niños a nivel mundial, por lo que los docentes deberían ser un grupo prioritario para ser vacuna contra Covid-19.

Luego de que se anunciara esta semana la aplicación de vacunas de Covid-19, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) pidió a los gobiernos del mundo que los maestros sean prioridad en la aplicación de la vacuna.

 UNICEF pide que se dé prioridad a los maestros en la vacunación contra la Covid-19, una vez que se haya vacunado al personal de salud de primera línea y a las poblaciones de alto riesgo. Esto contribuirá a proteger a los maestros contra el virus, les permitirá enseñar en persona y, en última instancia, servirá para mantener las escuelas abiertas”, pidió.

TE PODRÍA INTERESAR:
Habrá simulacro de vacunación anticovid el 18 de diciembre: Salud

El organismo indicó que esta petición se debe a que la pandemia del nuevo coronavirus ha causado estragos en la enseñanza de los niños de todo el mundo.

“La vacunación de los maestros es una medida fundamental para que vuelvan a estudiar de nuevo”, indicó en un comunicado.

TE PODRÍA INTERESAR:
Sharon Osbourne, esposa de Ozzy, dio positivo a Covid-19

UNICEF recordó que a finales de abril de este año el cierre de escuelas a nivel nacional interrumpió el aprendizaje de casi el 90% de los estudiantes en todo el mundo.

“Si bien la cifra ha disminuido desde entonces, algunos siguen suponiendo sin fundamento que el cierre de las escuelas puede frenar la propagación de la enfermedad, a pesar de que cada vez hay más pruebas que indican que las escuelas no son el principal foco de transmisión en la comunidad”, sostuvo el fondo.

TE PODRÍA INTERESAR:
‘Among Us’, el videojuego móvil más exitoso del año, llegará a Nintendo Switch

El organismo alertó que hasta el 1 de diciembre las escuelas de uno de cada cinco alumnos en el mundo estaban cerradas, lo que afecta a 320 millones de niños.

“Aunque las decisiones sobre la distribución de las vacunas recaen en último término en los gobiernos, las consecuencias de una falta prolongada de aprendizaje, o su deterioro, son abrumadoras, especialmente para los más marginados. Cuanto más tiempo permanezcan los niños fuera de la escuela, menos probable es que regresen a ella, y más difícil será para sus progenitores reanudar su trabajo”, alertó.

“Lo que no debería ser difícil es tomar la decisión de hacer todo lo que esté a nuestro alcance para salvaguardar el futuro de la próxima generación. Esta tarea comienza por proteger a los responsables de abrirles el paso hacia ese futuro”, concluyó.

MÁS NOTICIAS