cre
03 junio, 2019
Notimex
Politica - Notas
Compartir

Inicia CRE con el pie derecho: Marco Hernández.

“Celebro que se abran las puertas a personas que no habían encontrado una oportunidad para aportar a nuestro país desde el sector público”, aseguró Hernández.

3 de junio.- La cuarta transformación ha dado pie a un fenómeno singular que, posterior al análisis casuístico, ha provocado sentimientos heterogéneos, así lo señaló el maestro Marco Hernández, cofundador del Observatorio de Innovación Tecnológica para la Transición Energética (OITTE) . 

Para el especialista, la llegada de nuevos servidores públicos al gobierno, esta sangre nueva, definitivamente, trae consigo una visión y motivación distinta a la de sus antecesores. 

“Celebro que se abran las puertas a personas que no habían encontrado una oportunidad para aportar a nuestro país desde el sector público”, aseguró. 

Sin embargo, Marco Hernández señaló que surgen sentimientos encontrados al momento de observar que la actual administración, pues en algunos casos, ha decidido que la capacidad profesional pueda ser omitida cuando se cuenta con una lealtad incondicional, un ejemplo de esto, aseguró, quedó en evidencia durante el proceso para elegir a los cuatro nuevos comisionados de la Comisión Reguladora de Energía. 

“No obstante, existen casos destacables en donde las dos cualidades confluyen. Prueba de esto es la nueva comisionada de la CRE, Norma Leticia Campos Aragón, que a pesar de sus controversiales comparecencias en el Senado de la República en donde declaró que hay que transformar e incluso destruir a la naturaleza, hoy nos muestra una postura congruente con las necesidades del paradigma energético nacional y mundial”, señaló. 

Esto lo dejó ver el pasado 21 de mayo en la última sesión de la CRE, en donde se estrenaron los cuatro nuevos comisionados designados por el Presidente de la República. 


En dicha sesión, se desahogó el rezago que tenía el órgano regulatorio y se aprobaron 162 permisos, de los cuales 38 corresponden a electricidad. Como saldo positivo de esta sesión, gracias a los permisos otorgados, se destraban inversiones por 656.6 mdd en electricidad y, específicamente, 633.2 mdd en energías renovables. 

Esto nos muestra la relevancia de fuentes de energía que ofrezcan alternativas de descarbonización en el sector. También, nos muestra el rol fundamental que el sector privado tiene en incentivar el desarrollo y dinamismo del sector energético nacional, así como la lucha en la mitigación del cambio climático. 

La Comisionada Campos Aragón, al tomar un rol activo en la aprobación de dichos permisos ha mostrado estar consciente de dicha importancia de las renovables y el rol del sector privado. 

Esto también ha sido evidente mediante sus declaraciones que muestran la intención de democratizar el sector energético: “Con este trabajo (…), lo que queremos mostrar es que nuestro arrojo para restituir el sentido social de nuestra República, la necesidad de factor ético para garantizar oportunidades para todo aquel que quiera realizar un proyecto energético”. 

Celebro que esta nueva etapa en la Comisión Reguladora de Energía inicie con el pie derecho, esperemos esta visión en la que el sector publico y privado sean protagonistas de una transición energética responsable e inclusiva sea una constante en el órgano regulador.

MÁS NOTICIAS