AMLO 12 de febrero
12 febrero, 2019
Anareli Palomares
Politica - Notas
Compartir

No habrá denuncias, ni sanciones o vetos a empresas que cobran por transportar energéticos en gasoductos sin contruir, asegura AMLO

Reconoce AMLO que así está estipulado en los contratos “leoninos” firmados por la administración anterior, pero llama a empresarios a “reparar el daño voluntariamente”.

Ciudad de México. No habrá denuncias, ni sanciones, ni serán vetadas las empresas que cobran al gobierno federal por trasladar energéticos en 7 ductos cuya construcción está detenida por oposición de lugareños. Así lo aseguró el presidente de México, quien durante su conferencia matutina insistió en 4 ocasiones al menos en que su administración no está en contra del sector privado, sino en contra de la corrupción:

“No es un asunto legal, que nadie se espante, que nadie se inquiete, que nadie se ponga nervioso, se van a respetar los contratos, porque son compromisos que se firmaron en situaciones muy especiales”, aseguró.

El presidente de México adelantó que buscará dialogar con los empresarios e incluso llamó a las Cámaras Empresariales: COPARMEX, CANACINTRA, Consejo Coordinador Empresarial a pronunciarse en contra de la corrupción “trátese de quien se trate, que se acabe el influyentismo y la impunidad”; además  detalló:

“Lo que se puede hacer es que algunos quieran ayudar en la reparación del daño, voluntariamente. Eso es lo que se puede hacer, o sea, persuadirlos, convencerlos, que así se contribuye a sacar adelante al país”.

López Obrador recordó que no se trata de un problema de legalidad, pues este cobro por parte de las empresas se establece en los contratos firmados por el gobierno anterior, y que resultaron “leoninos” para los intereses públicos del país. Más bien aclaró que se trata de un tema inmoral, e incluso señaló que las empresas deberían atender a su propia conciencia:

 “la misma empresa, darlo a conocer, es decir, estoy cobrando y me siento mal, ya no puedo ir a los templos, no puedo ir a la iglesia, tengo problemas de consciencia. Entonces quiero estar bien conmigo mismo, quiero estar bien con mi consciencia, quiero estar bien con el prójimo”, consideró. 

Sin embargo, el Presidente aclaró que en cumplimiento de la legalidad, su gobierno cumplirá con los contratos y seguirá pagando a las empresas aunque las obras de los gasoductos sigan detenidas. Por ello, lanzó un llamado a los lugareños que tienen detenidas estas obras en distintos estados del país:

“ decirles que voy a ir allá a hablar con ellos, voy a ir a hablar con ellos, como lo hice en el caso de Cuautla, en Morelos, porque sería muy irresponsable decir, a ver si se deciden a dejar de impedir la obra y va pasando el tiempo. Estamos hablando de miles de millones de pesos.”

El primer mandatario negó implicaciones macroeconómicas a causa de este señalamiento hacia las empresas  que  cobran por la transportación del gas, sin que existan los ductos. Aseguró que la Bolsa Mexicana de Valores no registró caídas, sino incluso tuvo ganancias, y que quizá la caída en las acciones de algunas de las empresas señaladas obedece a que el sector financiero es “bastante responsable e inteligente”; pues el mercado castiga una actitud “irregular o  indebida”. Sin embargo aseveró:

“debe de quedar claro que no por la bolsa o por la depreciación del peso vamos a detener el plan de combate a la corrupción, o sea, nada va a detener el acabar con la corrupción.”

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS