champan-denominacion-origen.jpg
Reuters
07 julio, 2021
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Compartir

Rusia y Francia pelean por denominación de origen del champán

Rusia aprobó una controversial ley sobre la denominación del origen del champán, atribuyéndolo a bebidas rusas; esto molestó a Francia.

Rusia y Francia viven momentos de tensión por el champán y su denominación de origen. Todo comenzó por una controversial ley firmada el viernes pasado por Vladimir Putin, presidente de Rusia, en la que se especifica que solo los vinos espumosos producidos en territorio ruso pueden etiquetar sus botellas como “shampanskoye” (champán).

Este decreto también obliga a que las botellas extranjeras etiqueten su producto como “vino espumoso”, situación que no le agradó a las autoridades francesas y productores de champán, pues este país cuenta con la denominación de origen de la bebida, ya que la producción es originaria de la región norte de Champagne.

El “shampanskoye” fue una bebida popular en la época soviética, basada en los caros vinos espumosos franceses y creada con la intención de acercar el lujo a todo el pueblo soviético, misma que se ha mantenido presente en el gusto de los consumidores rusos desde entonces.

Ante esta situación, la industria francesa se dijo escandalizada y sorprendida, por lo que pidió a los productores de la región de Champagne detener el envío de sus bebidas a Rusia hasta que se aclare la nueva legislación.

El Comité Champán deplora que esta legislación no garantice que los consumidores rusos tengan información clara y transparente sobre los orígenes y características del vino.

Maxime Toubart y Jean-Marie Barillere, co-presidentes del comité, señalaron que el nombre “champán” cuenta con la denominación de origen francés y que este título está protegido en 120 países.

Te puede interesar: VIDEO: Volcán Etna entra en erupción y cierran aeropuerto de Catania

Algunos productores de champán aceptan la ley rusa

Aunque la gran mayoría de los productores franceses de champán señalaron que esta nueva ley podría impactar negativamente a la industria vinícola, otros dijeron que se apegarán a la nueva legislación, aunque eso no signifique que están de acuerdo con ella.

Ese es el caso de la casa Möet Hennessy, propiedad del conglomerado de marcas de lujo LVMH y productora del mundialmente famoso Möet Chandon, que adelantó que el cambio de etiquetado le costará miles de euros; además, deberá volver a certificar sus bebidas. La firma envió una carta a sus socios rusos donde señala que a pesar de lo negativo de esta ley, cumplirán con ella.

Las casas de champán Möet Hennessy siempre han respetado las leyes vigentes en cualquier lugar que operen, y reiniciarán las entregas tan pronto como puedan hacer los cambios de etiqueta.

Esta no es la primera vez que Rusia aprueba una ley de este tipo, pues previamente ya había promulgado legislaciones proteccionistas contra artículos como el queso parmesano, gouda o el jamón ibérico.

Sobre esta polémica ley, especialistas advierten que uno de los grandes beneficiados sería Yuri Kovalchuk, amigo cercano de Vladimir Putin, quien posee una fábrica de vino espumoso Novy Svet en la península de Crimea, anexada ilegalmente por Rusia en 2014.

En contraparte, especialistas señalan que aún se espera una respuesta de parte de Francia, pues anualmente produce 231 millones de botellas de champán y recibe ingresos estimados en dos mil 500 millones de euros por su exportación global.

Te puede interesar: India construirá un parque con 21 camiones llenos de cenizas

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS