Restauración
22 agosto, 2018
Carlos Soto Ramírez
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Avanza restauración de imagen de Santiago Apóstol, afectada por sismo en Puebla

El proyecto incluye investigación sobre valor antropológico del santo

Ciudad de México.- Especialistas de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) perteneciente al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), avanzan en la restauración de la imagen de Santiago Apóstol de Izúcar de Matamoros, Puebla, que fue aplastada por la cúpula de su templo después del sismo del 19 de septiembre de 2017.

El conjunto escultórico, que incluye al santo y su caballo, rebasa los cinco metros de altura. La imagen de Santiago data del siglo XVI y fue elaborada con papel y caña de maíz; mientras que la figura ecuestre fue hecha con madera en el siglo XIX. 

El INAH dio a conocer que el proyecto contempla no solo la conservación y restauración de materiales, sino también la investigación histórica y antropológica sobre el significado de las piezas en la comunidad y la región.

Y es que según pobladores de Izúcar de Matamoros, momentos antes del terremoto del año pasado, “vieron el espíritu” de la escultura salir del templo para resguardar la vida de los feligreses, y regresar al templo para hacer frente al sismo “y ofrendar su vida”.

Tal es la importancia que tiene para la comunidad, que el día que los fragmentos de la imagen fueron trasladados al taller de la CCNCPC en la Ciudad de México, la comunidad los despidió con oraciones, aplausos y mariachis.

La experta responsable de la restauración Roxana Romero Castro, señaló que la imagen fue aplastada por la cúpula de la Parroquia de Santiago Apóstol, causándole fracturas, desmembramiento de extremidades, mientras que el corcel se fracturó complemente.

Antes de intervenir las piezas, los restauradores realizaron pruebas imitando la técnica original y experimentando con proporciones y concentración de materiales. El reto: recuperar volumen y forma de la imagen y conservando lo más posible la decoración.

Afirman que la complejidad con el Santiago Apóstol radica en su técnica de manufactura, pues se trata de una figura hueca hecha con tubos de papel, en los que se adhirió pasta de maíz. Los hombros, rodillas y codos cuentan con uniones de madera de colorín. 

Por su tamaño y la gravedad de los daños, los restauradores reconocen que debe ser un proceso lento y controlado continuamente. (Con información del INAH)

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS