niño
28 noviembre, 2019
Fabiola Rojas
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

¡Alerta! Las pilas de botón son los objetos que con más frecuencia ingieren los niños accidentalmente.

El esófago es el principal órgano dañado por el material tóxico que liberan las baterías, así lo advierten especialistas del Seguro Social.

28 de noviembre, 2019. Especialistas del Seguro Social advierten que la ingestión accidental de pilas planas es frecuente en menores de cinco años, y revelan que para extraerlas, el Instituto brinda servicios especializados de endoscopía y cirugía.

  La doctora Beatriz González Ortiz, adscrita al Servicio de Gastroenterología del Hospital de Pediatría del CMN Siglo XXI, explica que el esófago es uno de los órganos más afectado por estos accidentes, ya que cuando la pila se impacta y permanece ahí mucho tiempo, ésta se abre y puede liberar material tóxico que quema la mucosa.

La doctora González precisó que en esta Unidad Médica de Alta Especialidad son atendidos de tres a cinco niños por mes, debido a que por la curiosidad se llevan a la boca objetos y los tragan accidentalmente.

Estos son los síntomas de alguien que ingirió una pila:

-Tos

-Dificultad para tragar

-Dolor en el pecho

-Salivación, babeo y fiebre

Ante la sospecha de ingestión de una pila, la recomendación es no administrar ningún alimento ni remedio, porque puede originar vómito, bronco aspiración, liberar calor e incrementar el daño, hay que llevar de inmediato al pequeño al médico.


MÁS NOTICIAS