jaime-munguia.jpeg
09 enero, 2020
TV Azteca
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Jaime Munguía y “Tigre” Jiménez se declaran listos en San Antonio

San Antonio, EUA., 9 de enero.- Los boxeadores mexicanos Jaime Munguía y Alejandra Jiménez serán los encargados de inaugurar el 2020 para su país, el primero en su debut en la división de los medianos y la “Tigre” para acrecentar su historia cuando busque el título mundial supermediano.

  Los protagonistas de la función que se realizará el sábado en el Alamodome de San Antonio, Texas, se vieron las caras este jueves en la última rueda de prensa, listos para librar complicadas batallas, Munguía ante el irlandés Gary O’Sullivan y Alejandra con la campeona estadounidense Franchon Crews.

Tras reinar el peso superwelter, el “Destructor” Munguía (34-0, 27 KOs) debutará en las 160 libras en busca de cerrar el año en la disputa de un título, pero antes tendrá que medirse con O’Sullivan (20-3, 21 KOs), quien quiere frenar el andar invicto de su rival.

“Vengo contento, motivado por pelear en una nueva división, las 160 libras. Es una gran división donde hay grandes peleadores como Gary O’Sullivan y estoy contento porque vienen grandes retos, le brindaremos grandes peleas al público”, dijo Jaime.

El tijuanense resaltó la preparación realizada, sobre todo por hacer una parte en el Centro Ceremonial Otomí, listo para la victoria antes de buscar una pelea en la división mediana “para dedicárselos a la gente que me sigue, al público mexicano”.

O’Sullivan, más experimentado que el mexicano, reconoció la calidad de su rival, a quien respeta, pero le advirtió que le espera una guerra el fin de semana.

“Es un gran peleador, no es un secreto, pero me preparé muy duro para esta pelea, he sacrificado muchas cosas para estar aquí, tuve un campamento de más de 100 días y sigo entrenando duro. Lo respeto y deseo éxito, pero el sábado viene una guerra y voy a ganar”, comentó.

También estuvieron frente a frente la “Tigre” Jiménez y Franchon, quien pondrá en juego sus títulos supermedianos del CMB y de la OMB y quienes lanzaron los primeros jabs verbales y seguras de salir con el brazo en alto.

“Me preparé como nunca antes lo había hecho, llego en inmejorables condiciones físicas y anímicas, así que estoy lista para arrebatarle el trono a Franchon, en la que sin duda es la pelea más importante de mi trayectoria y no puedo perder”, comentó.

Alejandra, primera campeona mexicana de peso completo, destacó la preparación realizada para este combate, agradecida por la oportunidad y segura de que el sábado habrá nueva campeona mundial en su país.

La monarca, por su parte, le advirtió a Alejandra que arriba del ring será una guerrera y le dejó en claro que el boxeo no se trata de perder peso, en referencia a los más de 20 kilos que ha bajado la retadora para llegar a esta división luego de reinar en la máxima categoría.

“Le digo que no debería faltar el respeto ni a mi equipo ni a mí porque se va a arrepentir; no necesito que mi equipo pelee por mí. Tu puedes subir al ring a tu promotor, a tu mánager, a tu entrenador. Yo sola represento a todo mi equipo y al boxeo femenil”, le dijo.

Los protagonistas de la velada se verán nuevamente las caras el viernes, cuando se realice la ceremonia de pesaje en esta ciudad y todo quede listo para la velada del sábado.

MÁS NOTICIAS