Etiquetado de alimentos Concamin
27 enero, 2020
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

¿Por qué el nuevo etiquetado de alimentos en México no es suficiente para combatir la obesidad ni el sobrepeso?

Más del 90% de la población desconoce cuántas calorías debe consumir.

Este 26 de enero la Secretaría de Economía y la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informaron que fue aprobada la modificación a la Norma 051 sobre el nuevo etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas para evaluar la calidad de los productos alimenticios.

  Entre los principales cambios se encuentra el etiquetado frontal de advertencia que “permitirá al consumidor identificar de forma rápida, clara y veraz aquellos productos con exceso de nutrientes críticos: azúcares, grasas trans y saturadas, sodio y contenido energético”, explican las dependencias.

Pero esta medida no ayudará por si sola a combatir ni a prevenir el sobrepeso y la obesidad en México, enfermedades que desde 2016 son consideradas una emergencia sanitaria y, hoy una económica porque afecta al 75.2% de la población, según datos de un estudio realizado por la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El estudio “La pesada carga de la obesidad: La economía de la prevención” también señala que estos dos padecimientos generan pérdidas anuales de 5.3% del PIB, es decir, 1.3 billones de pesos.

La más reciente Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016 que se realiza cada 6 años, reveló que el uso y compresión del etiquetado son muy bajos a escala nacional bajo cinco datos alarmantes:

  1. El 97.6% de la población desconoce cuántas calorías debe consumir un niño de entre 10 y 12 años.
  2. Los etiquetados actuales no pueden ser utilizados por toda la población: 10% se encuentra en condición de analfabetismo.
  3. Más del 90% de la población desconoce cuántas calorías debe consumir, que es un dato necesario para el uso e interpretación de las etiquetas, pues al no establecer máximos o mínimos, los consumidores no tienen guías claras.
  4. Son poco utilizados, pues el 66.4% no los usa al momento de elegir alimentos.
  5. Los grupos más desfavorecidos (por recursos, edad y zona geográfica) son los más afectados al no tener elementos para usar este tipo de información.

¿Formas parte de estas estadísticas? Dinos tu opinión.

MÁS NOTICIAS