SCJN caso educacion.jpg
23 octubre, 2019
Salvador Maceda
Seguridad - Y - Justicia - Notas
Compartir

SCJN abre la puerta en escuelas indígenas para niñas y niños con discapacidad

La sentencia deja firme esos acuerdos que significa la responsabilidad del sistema educativo del Estado donde vive Citlalli

Citlalli, la pequeña mazahua de 9 años de edad con síndrome de down, rompió con las barreras de la discriminación.

Sentó un precedente histórico en la Suprema Corte de Justicia la Nación, que garantiza el acceso a la educación de todas las niñas y niños indígenas con discapacidad.

A través de la segunda sala se le otorgó un amparo a la pequeña para que pueda aprender y participar en una escuela indígena federalizada del Estado de México.

“La sentencia de hoy deja firme esos acuerdos que significa la responsabilidad del sistema educativo del Estado donde vive Citlalli para que se ofrezca a ella, las facilidades de la infraestructura, la presencia de los educadores que sea necesario para hacer los ajustes, en este caso un maestro acompañante”, explicó David Calderón, litigante de Mexicanos Primero.

“Pero debe ser incluso y esto es escuelas privadas, escuelas públicas, todos, las universidades también”.abundó el constitucionalista Fabian Aguinaco.

La sentencia propuesta por el ministro José Fernando Franco González Salas ordenó que deberá contar con los beneficios de los diversos programas que brindan apoyo a los alumnos.

“Este criterio es para todas las escuelas, no hagas a un lado a quién necesita también de ti, todos debemos tener un mismo sistema, una misma escuela y dedicarnos a vigilar a aquel que necesita una mayor atención”, detalló Fabian Aguinaco.

Por el síndrome de down que padece Citlalli fue discriminada por el sistema educativo, pues fue aceptada en la primaria de su comunidad solo como oyente.

Le explicaron que la escuela no contaba con las condiciones adecuadas y suficientes para darle la atención que requería.

El Centro de Atención Múltiple -CAM- de su comunidad determinó que dado el buen desarrollo cognitivo e intelectual de Citlali, era mejor que asistiera a una escuela “regular”.

Sus padres decidieron inscribirla a un preescolar indígena en el que fue víctima de bullying y discriminación y pese a ello no se rindieron y continuaron buscando su pase a la primeria para el ciclo escolar 2016-2017.

MÁS NOTICIAS