síndrome del ano inquieto covid-19.jpg
04 octubre 2021 12:10hrs
Azteca Noticias
Internacional - Notas
Share

¿Síndrome del ano inquieto, efecto secundario del Covid-19?

Un hombre en Japón comenzó a padecer el síndrome del ano inquieto, después de ser dado de alta por Covid-19; ya analizan la relación.

A más de un año de que inició la pandemia de Covid-19, aún se siguen documentando enfermedades que se desarrollan después de padecer el virus de SARS-Cov-2, como es el caso del síndrome del ano inquieto.

Te recomendamos: Pastilla experimental de Merck reduce efectos del Covid-19: Estudio

En Japón fue donde se detectó el primer caso de síndrome del ano inquieto en un hombre de 77 años de edad que había sufrido poco antes de Covid-19, indicó la revista BMC Infectious Diseases, que determinó que se podría tratar de un efecto secundario del virus de SARS-CoV-2.

El hombre japonés sufrió de Covid-19 de forma leve, sin presentar síntomas graves, aunque sí experimentó insomnio y ansiedad mientras. Sin embargo, varias semanas después de recibir el alta, comenzó a padecer grandes dolores en la zona anal.

El malestar solo mejoraba con el ejercicio y cuando estaba en movimiento, pero se volvía insoportable cuando intentaba dormir o reposaba. Tras asistir al médico y realizarle una colonoscopia encontraron que tenía hemorroides internas y acabaron por determinar que padecía el síndrome del ano inquieto.

¿Qué es el síndrome del ano inquieto?

Se trata de una enfermedad que afecta al sistema nervioso y se puede dar también en los brazos, piernas, cara y pecho. Esta enfermedad provoca un impulso abrumador de mover las piernas junto con una sensación desagradable de gatear o arrastrarse.

Aunque parezca algo inusual, el síndrome del ano inquieto se cree que lo pueden padecer una de cada 10 personas en ciertas situaciones y puede originarse como consecuencia de otra afección médica.

Los síntomas del paciente de 77 años de edad se aliviaron gracias a un tratamiento diario con clonazepam, un medicamento utilizado para tratar los trastornos convulsivos y los trastornos de pánico. Pero en determinados casos, el tratamiento también puede ser aumentar el ejercicio.

Los científicos han explicado que los efectos neuropsiquiátricos a largo plazo del coronavirus aún no se comprenden completamente y aún no está claro cómo el Covid-19 causa estos efectos.

Por ello, los expertos pidieron un monitoreo a largo plazo de tales efectos para obtener una comprensión más completa de los mecanismos detrás de ellos, y agregaron que las variantes del síndrome relacionadas con Covid-19 pueden ser más de las diagnosticadas.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS