#ElFuturoEsFIA

¿Qué piensas de la Inteligencia Artificial?

Leer más

¿Qué piensas de la Inteligencia Artificial?

¿Qué piensas de la Inteligencia Artificial?

Con Inteligencia Artificial, Fuerza Informativa Azteca (FIA) muestra cómo sería vivir en un planeta más caluroso e inexplorado como Marte. Observa y comparte tus opiniones.

La soledad, un enemigo silencio en los adultos mayores

En el caso de los adultos mayores, los casos de soledad, particularmente tiene que ver con su edad y con cuestiones culturales; año tras años aumenta este enemigo silencioso.

Por: Ulises Grajales Valdivia

El momento de llegar a la tercera edad debería representar plenitud, tranquilidad y amor, al estar rodeado de tus seres queridos; sin embargo, hay un enemigo silencioso que predomina en muchos casos la soledad.

Tal es el caso de una mujer de 86 años que enviudó hace 45 años y que desde hace 20 vive sola, con ello una lucha constante por no sentir que no tiene a nadie.

“Diario le hago la lucha para no sentirme sola, porque es pesado no se crea, quedarse uno solo por más que le hago y le busco (...) Cuando hablamos del sentimiento de soledad, estamos hablando de aquel sentimiento que generalmente es displacentero, que también hay una sensación de vacío interno, que lo va a caracterizar y que muchas veces aun estando rodeado de personas te sientes solo”, dijo.

Síntomas de la soledad

Los especialistas han encontrado que entre los síntomas que aguarda la soledad están:

  • Agotamiento
  • Segregación
  • Frustración
  • Abatimiento

En el caso de los adultos mayores particularmente tiene que ver con su edad, tiene que ver con cuestiones culturales más de occidente de decir que los vas abandonando cada vez más y también personas en la tercera edad que se alejan del trabajo y pues ya están jubilados y no tienen otro tipo de actividad.

Entre la “oscuridad”, Doña Lupita encuentra un rayo de Sol y le agradece a Dios que a pesar de los años, siempre tiene las ganas de consentir a sus familiares que la visitan los domingos; se levanta temprano, se arregla solo para ella, come, duerme, en soledad, es su rutina de lunes a viernes, hasta el fin de semana que nuevamente reencuentra a su familia.

“Dándole gracias a Dios que todavía a pesar de tantos años que tengo, tengo ánimos de hacerles a ellos que vienen los domingos les hago su comida”, subrayó.

Notas

Otras Noticias

×