supercomputadora.jpg
Crédito: UNAM
29 junio 2021 12:06hrs
Azteca Noticias
Salud - Educacion - Y - Bienestar - Notas
Compartir

Supercomputadora de la UNAM, clave en la recreación de una galaxia

La UNAM participó en un proyecto internacional con su supercomputadora, que ayudó a recrear una galaxia parecida a la Vía Láctea.

Miztli, como se llama la supercomputadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), fue utilizada por un equipo internacional de expertos para recrear una galaxia similar a la Vía Láctea y estudiar cómo viven y mueren las estrellas.

El proyecto en el que participó la máxima casa de estudios se conoce como Assembling Galaxies Of Resolved Anatomy (AGORA), en el cual se utilizaron siete códigos numéricos empleados en la astrofísica y se hicieron simulaciones en computadora para revisar, en unos meses, un proceso que en realidad tarda miles de millones de años.

Te puede interesar: Universitarios crean máscara ortopédica para corregir mordida cruzada

Alrededor de 160 investigadores, de más de 60 entidades académicas, hicieron 40 simulaciones de una galaxia similar a la Vía Láctea en supercomputadoras como Miztli, lo que equivale a más de 100 millones de horas de trabajo en una computadora personal.

La utilidad de la supercomputadora de la UNAM ha sido estratégica para visualizar “la evolución de gas intergaláctico y la formación y evolución de estrellas”, explicó la casa de estudios en un comunicado.

Héctor Manuel Velázquez, del Instituto de Astronomía de esta universidad y único mexicano en el proyecto AGORA, detalló que de los códigos numéricos empleados se decidió comparar siete de los más utilizados: ART-1, ENZO, RAMSES, ChaNGa, GADGET-3, GEAR y GIZMO.

“Con todos los códigos se realizó la misma simulación de la formación de una galaxia tipo Vía Láctea, incluyendo los detalles de la formación estelar, los cambios en la temperatura del gas y las explosiones de estrellas al morir y su efecto en el entorno. Los resultados se comparan con cada uno de estos códigos, revelando las diferencias o qué tan similares son”, indicó Velázquez.

Mientras que las supercomputadoras que se utilizaron fueron Miztli, de la UNAM; NERSC, HIPAC y XSEDE, de Estados Unidos; CfCA y Oakforest-PACS, de Japón; y brigit-CPD-UCM de España.

Supercomputadora mexicana se actualiza constantemente para aumentar su poder

Leobardo Itehua Rico, coordinador de Supercómputo de la UNAM, destacó que AGORA es uno de los proyectos más demandantes donde ha participado la supercomputadora de esta casa de estudios.

Para dimensionar, este año tenemos una disponibilidad de 73 millones de horas de cómputo para 154 proyectos, y para este proyecto se solicitaron alrededor de más de un millón y medio de horas de procesamiento.

Por lo anterior, Miztli recibe actualizaciones constantemente, de 2015 a 2018 se incrementó en 40% su poder de cómputo, lo cual permitió ofrecer apoyo para este proyecto en el que se recrea una galaxia.

En el proyecto, el científico Héctor Manuel Velázquez, trabajó con el código ChaNGa que está especializado en partículas, por lo que es muy demandante en la capacidad de cómputo que debe tener una supercomputadora.

“La importancia del esfuerzo que estamos haciendo es que nos permite encontrar pequeños errores en estos códigos que tanto se han utilizado para hacer ciencia y que podrían tener un impacto en los resultados que ya se habían presentado”, afirmó Santi Roca Fábrega, investigador de la Universidad Complutense de Madrid.

Te puede interesar: 9 de agosto inicia clases UNAM: hoy publicó Lineamientos Generales

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS