Niño de Oro en Morelos (2).jpg
Azteca Noticias
10 noviembre 2021
Francisco González
Estados - Notas
Compartir

Dan último adiós a “Niño de Oro” en Morelos

El cuerpo del “Niño de Oro” fue llevado a Apatlaco, Morelos. Su padre afirmó que falleció haciendo lo que amaba: montar un toro.

En Morelos, con música de banda, porras y llanto, despidieron a José Alberto Enríquez Báez, quien era conocido como “Niño de Oro”, quien perdió la vida el pasado fin de semana al ser arrastrado y pisoteado por un toro en un jaripeo en Atlixco, Puebla.

Hoy, Gerardo Enrique Tapia, papá de José Alberto, asegura que esta situación le duele, pues no se esperaba que su hijo falleciera montando un toro, teniendo solo 15 años.

“Tocó fondo mi hijo y está con nuestro padre, que dios lo tenga en su santa gloria a mi hijo, que dios lo bendiga”, fueron las palabras del padre del “Niño de Oro” durante su sepelio en Morelos.

Su padre recordó el primer toro del “Niño de Oro”

Entre lágrimas, su padre recordó que desde pequeño, el “Niño de Oro” se crio entre los animales por lo que decidió dejar sus estudios para entrar al jaripeo y correr el riesgo de montar un toro.

“Un día llegó como a las tres de la mañana, a nuestra casa en Apatlaco, Morelos y me despertó, me dijo: papá, gané un torneo, me gané este trofeo y me dijeron que soy el rey de los torneos”, comentó Gerardo Enrique Tapia, padre del “Niño de Oro”.

Niño de Oro en Morelos (4).jpg

¿Qué dicen las autoridades tras la muerte del “Niño de Oro”?

Tras la muerte del “Niño de Oro”, quien tenía solo 15 años, autoridades del Ayuntamiento de Atlixco, Puebla, dieron a conocer que el lugar donde se llevó a cabo el jaripeo, no contaba con el permiso correspondiente para realizar este evento.

A pesar de ello, el papá del “Niño de Oro” afirmó que no buscará que alguien pague por la vida de su hijo.

“Yo no soy apático de esas cosas, yo no voy a demandar a nadie, yo no voy a proceder contra nadie, porque mi hijo se murió en su gusto y era su gusto arriba de un toro.

Niño de Oro en Morelos (3).jpg

Por su parte, Ariadna Ayala, presidenta municipal de Atlixco, Puebla, confirmó que, efectivamente, no había un permiso como tal para la realización de la monta de toro durante los jaripeos. Y que las mismas personas que practican esa actividad, tendrían una responsabilidad compartida por la muerte de José Alberto.

Finalmente, agregaron que son varios los temas que se analizan tras esta tragedia. Temas de índole ambientalista, sobre el cuidado y respeto a la vida animal, por el maltrato al toro montado.

Por esta razón, se analizará en la mesa de seguridad estatal la forma de regularizar estas actividades que son parte de los usos y costumbres de comunidades de esta zona de Puebla.

¡Suscríbete a nuestro boletín de Azteca Noticias en Google News!
MÁS NOTICIAS