¿Los traumas se heredan? Los científicos responden

Através del seguimiento de investigaciones, tanto en personas como animales, la ciencia revela la fuerte posibilidad de que los traumas se hereden. ¡Sigue leyendo!

Por: Allyson Torres | Marktube
¿Los traumas se heredan? Los científicos responden
Foto de diversifylens en Canva.

La idea de que los traumas se heredan de generación en generación ha sido debatida durante décadas. Al igual que heredamos el color de los ojos o la estatura, ¿es posible que un padre pueda heredar a sus hijos los traumas que experimentó en su vida?

Te puede interesar: Los hábitos que te suben el autoestima según la psicología

¿Qué dice la ciencia sobre la idea de que los traumas se heredan?

Uno de los estudios más destacados en este tema fue realizado por la doctora Rachel Yehuda, en Nueva York. Ella y su equipo investigaron los efectos del trauma en los sobrevivientes del Holocausto y sus descendientes. Sus hallazgos proporcionan evidencia convincente de que los traumas se heredan a través de cambios en el ADN. En este estudio, se analizó el cortisol, una hormona del estrés, en los hijos de los sobrevivientes del Holocausto, encontrando niveles significativamente más bajos de cortisol, lo que los hacía más vulnerables al estrés.

Otro estudio en ratones por investigadores de la Universidad de Emory en Atlanta revela que los ratones expuestos a un olor asociado con un shock eléctrico desarrollaron una aversión al olor. Sorprendentemente, esta fue heredada por sus crías, que nunca habían sido expuestas al shock.

¿Cómo se desarrolla la herencia epigenética?

La epigenética implica cambios en la expresión de los genes sin alterar la secuencia del ADN. Estos pueden ser causados por factores ambientales como el estrés y el trauma, afectando cómo se activan o desactivan ciertos genes.

Además, estudios en humanos sobre mujeres embarazadas expuestas al estrés durante los ataques del 11 de septiembre en Nueva York mostraron que sus hijos tenían niveles alterados de cortisol.

Aunque la evidencia a favor de la herencia epigenética de traumas es creciente, el campo aún enfrenta desafíos. La complejidad de los factores genéticos y ambientales en la salud mental dificulta aislar los efectos específicos del trauma transmitido. Por lo tanto, mientras la evidencia actual sugiere que los traumas se heredan, se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos y entender cómo mitigar sus efectos.

Te puede interesar: El hábito que desarrolla tu inteligencia emocional y no sabías

¡No te pierdas nuestro contenido, sigue a Azteca Uno en Google News!
×