Rafael Amaya
20 septiembre, 2020
Venga La Alegría

Rafael Amaya revela la razón por la que se alejó de la televisión y las redes sociales sin dar explicaciones.

El actor aclaró que no tenía problemas con las drogas, pero que sí había sido hospitalizado por estrés y cansancio, lo cual lo alejó de la vida pública en su punto de éxito.

La vida del actor Rafael Amaya es todo un misterio, luego de que desapareció del ojo público hace unos años.

  Y, aunque en un principio varias versiones señalaban que el artista había sido secuestrado por una mujer extranjera, incluso algunos señalaron que se encontraba hundido en las drogas, el protagonista de El Señor de los Cielos rompió el silencio.

Te puede interesar:
Natali Brito es la primera mujer elegida para ir al duelo de eliminación en Exatlón: Titanes vs Héroes.

Los inicios de Rafael Amaya no fueron nada fáciles, pues cuando llegó a la CDMX comenzó en la industria de la música, sin embargo, tras ser descubierto por una agencia de modelaje, su vida cambió.

En la capital y sin dinero, me presenté en varios bares de la CDMX, pero por azares del destino, fui detectado por una agencia de modelaje y me volví modelo. Después se abrió puertas y me volví integrante de la nueva generación de Garibaldi. Después, debutó como actor en Televisa y llegué a las telenovelas

Sin embargo, el actor ha dado mucho de qué hablar, pues luego de que en 2015 desapareciera de la exitosa serie que protagonizaba sin razón aparente, se comenzó a especular que había caído en las drogas y el alcohol.

Incluso, se mencionó que estaba muerto y un portal de espectáculos sugirió que había sido ‘secuestrado sexualmente’ en el año 2019.

Hasta el momento, ninguna de estas teorías fue comprobadas, por lo que el actor aclaró que no tenía problemas con las drogas, pero que sí había sido hospitalizado por estrés y cansancio, ya que atravesaba por varios problemas personales y éstos le provocaron una crisis nerviosa.

No, (no hubo drogas), hubo mucho cansancio, mucho estrés. Tenía muchos problemas personales en mi vida. Fue como una reacción en cadena y mi cuerpo ya no aguantó y tuve que ir al hospital. Me alejé para sentir nuevas energías porque estaba muy metido en mi personaje y necesitaba aislarme. Dejé el teléfono a un lado y por eso no veía a la prensa ni me comunicaba con nadie, lo necesitaba

También te puede interesar:
Zudikey Rodríguez abre su corazón y habla sobre el fallecimiento de su bebé: “Le dedico cada triunfo”.

La presión que había sobre el actor es lo que habría hecho que Rafael Amaya quisiera desaparecer por un rato, luego de enfrentar duras situaciones en su vida, tal como la grave enfermedad que padecía su padre.

TV AZTECA | PROGRAMAS