DIADEMUERTOS1
25 octubre, 2018
VSD Tv Azteca
Vive sin Drogas

Día de Muertos, celebración ancestral.

El Día de Muertos es una de las celebraciones más importantes de nuestra cultura. Conoce los orígenes de esta tradición en la siguiente nota.

La muerte es un símbolo emblemático que ha causado admiración, temor e incertidumbre al ser humano a través de la historia.

  Por muchos años, en diversas culturas se han generado creencias en torno a la muerte que han desarrollado una serie de ritos y tradiciones ya sea para venerarla, honrarla, e incluso para burlarse de ella.

Diademuertos2
Diademuertos2


Antecedentes
Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México son anteriores a la llegada de los españoles.  Hay registro de festejos mexicas, mayas, purépechas y totonacas.
Los rituales que celebran la vida de los ancestros se realizan en estas civilizaciones por lo menos desde hace tres mil años.

Para los antiguos mesoamericanos, al momento de llegar la muerte, el alma de las personas viajaba a diferentes rumbos de acuerdo al comportamiento que había llevado en vida y el tipo de muerte que había tenido.   De esta forma, las direcciones que podrían tomar los muertos eran:

*Al Tlalocan o paraíso de Tláloc: un sitio donde llegaban aquellos que morían en circunstancias relacionadas con el agua.
*El Omeyocan, presidido por Huitzilopochtli, donde llegaban sólo los muertos en combate, los cautivos que eran sacrificados y las mujeres que morían en el parto.
*El Mictlán, destinado a quienes morían de muerte natural y
*El chichi huacuauhco destinado a los niños.

Los entierros prehispánicos eran acompañados de ofrendas que contenían los objetos que, en vida, habían sido utilizados por el muerto, y los que podría necesitar en su tránsito al inframundo.

Diademuertos3
Diademuertos3

Los europeos trajeron consigo sus celebraciones y al convertir a los nativos del nuevo mundo se dio una mezcla de las tradiciones europeas y prehispánicas, haciendo coincidir las festividades católicas del Día de todos los Santos con las tradiciones mesoamericanas, creando el actual Día de Muertos.

Tradición y cultura
México es un país rico en cultura y tradiciones; uno de los principales aspectos que conforman su identidad como nación es la concepción que se tiene sobre la muerte y todas las tradiciones y creencias que giran en torno a ella.
En la actualidad, a lo largo y ancho de la República Mexicana se realizan festejos para recordar a los seres que se nos adelantaron.

La creencia popular consiste en la idea de que los fieles difuntos regresan del más allá y conviven con sus seres queridos.
Para esto, los que quedamos en la tierra realizamos ofrendas y altares y en donde se colocan los elementos que el difunto, disfrutaba en vida.  

Según expertos, la idea es convivir, recordar y mantener viva la presencia de quienes ya fallecieron.
La tradición marca que el día 31 de octubre, así como el 1 y 2 de noviembre, los muertos regresan de su descanso….

Por su parte los vivos, les ofrecemos todo aquello que necesitan para que su estancia sea placentera. Una visión ancestral que vuelve a la tradición de día de muertes en México, un patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad.

Herencia viva
Los mexicanos somos tan alegres, que hasta la muerte tiene su día de fiesta…
Durante la época de la Colonia, comenzó la fusión entre la cultura prehispánica y europea, así las ofrendas y altares a los seres que han muerto, se convirtió en una de las principales tradiciones. Mezcla de ritos religiosos, con cultos paganos, la tradición de día de muertos es una herencia que pasado a través de los años.

La “calaca”, la “muerte”, la “flaca”, la “huesuda”,  festeja su día; es la protagonistas de las procesiones, comidas y misas, en las que se combinan la alegría, el llanto y las leyendas, pero sobre todo, en donde se unen las familias en un lugar poco común: el panteón.
Aunque cada región tiene su forma especial de festejar, existen elementos que son comunes en todo México, como: las calaveritas de azúcar, el papel picado para decorar, el pan de muerto, los tamales y la flor mexicana de cempatxóchitl.

Durante la visita al cementerio, los familiares llevan la fotografía del difunto, su comida y bebida preferida. Lavan las tumbas y las decoran con flores y velas. Muchas familias pasan la noche completa y alegran el ambiente con música de mariachis.
Entre la comida no faltan los tamales, el mole, el arroz con pipián, tortillas y pan de muerto, así como  dulces, frutas, aguardiente o pulque y café endulzado con piloncillo. Si el difunto era niño, le llevan juguetes especiales de la época, alfeñiques y dulces.

Todos aquellos que no pueden llegar al panteón o cuyos seres queridos no tienen un lugar fijo de descanso, colocan una ofrenda o alatar en su casa esperando que el alma de fallecido llegue de visita.
Es costumbre también que los niños salgan a pedir “calaverita”; que los adultos realicen canticos y oraciones y que los difuntos visiten a cada uno de sus parientes, bueno, eso es lo que dice la tradición.

Contacto
Campaña VSD, Tv Azteca
www.tvazteca.com/vive
FB: Vive Sin Drogas Oficial
Tw: Vive_Oficial
Ig: Vive_Oficial
Yt: Vive Sin Drogas Oficial